lunes, 6 de abril de 2015

LA AVENTURA DE UNA LOBA EN HOLANDA TRAS UN SIGLO DE AUSENCIA



Hace un siglo que no llegaba el lobo a Holanda. Hace no mucho tiempo os escribía dos entradas al respecto puesto que había aparecido una loba atropellada en el país. 
Al principio, lógicamente, se creyó que era una loba llegada a Holanda de forma natural pero la necropsia y la investigación que se llevó a cabo determinaron que había sido matada en los Cárpatos y había sido transportada, misteriosamente, previamente congelada, en un coche, por inmigrantes polacos, hasta el país. Parecía todo una extraña broma o que el cuerpo de la loba iba a ser vendido. El caso es que, finalmente, no había habido llegada de lobo a los Países Bajos. 
Pero, en esta ocasión, sí ha aparecido una loba dispersante en Holanda, por primera vez en un siglo. 
Fue un conductor quien la vio desde su coche al borde de la carretera en Sleen, Emmen. Días antes se la había detectado en Meppen, en la frontera, dirigiéndose hacia Holanda. 
El primer encuentro fue una sorpresa mayúscula para todos. Aquí un vídeo de la noticia y las primeras fotos... Además, hubo alguna baja en ganado ovino... de ese que está panchamente sin vigilancia alguna. 
En este caso, la loba proviene de una zona militar alemana y estaba bastante habituada a los vehículos, por lo que durante su corta estancia de inspección por Holanda se acercó a zonas pobladas, atravesó calles de pueblos, se la dejó ver tranquilamente en la carretera en pleno día y se acercó a los coches.


Si alguien se apeaba del vehículo, huía, pero se acercaba a curiosear los vehículos tan sólo con precaución. 
En el vídeo, corre por las calles de un pueblo más al norte, Hoogezand, cerca de Groningen, donde luego apareció "a la deriva" por una zona industrial: 
Después de su loca aventura, regresó a Alemania. Holanda es un país densamente poblado que no ha debido resultar muy agradable. Desde Alemania me llegan algunos vídeos de lobos con algún tipo de habituación, como estos que se encontró el día 26 de marzo un agricultor de Uelzen. 
De los peligros y problemas de la habituación hablo en el libro “Lo que el lobo sabe. Ecoetología y conservación del lobo”, publicado por Tundra Ediciones. 
Como veis, algunas veces resulta imposible que los lobos recuperen antiguos territorios donde antaño camparon.