jueves, 24 de diciembre de 2015

DESMINTIENDO ERRATAS. EL GRUPO DE 25 LOBOS.



Dado que recibo por diferentes vías (e incluso me lo cuenta gente por la calle que no tienen nada que ver con lobos, por lo que está bien extendida la errata), deciros algo sobre esta imagen de 25 lobos. El año pasado se dijo que era de la cordillera cantábrica y ya hace 4 años se dijo que era de Idaho; lo tuve que desmentir cuando se dijo que era de España aunque creo que salta a la vista que tal aseveración era una tremenda mentecatez. Basta ver el tipo de lobos. Ahora cuentan que la foto es de este invierno, y a alguien le da por elucubrar o poner una explicación inventada para quedarse con el personal (y con éxito pues se hizo viral). 

La explicación es absurda y muestra un profundo desconocimiento de los comportamientos sociales de los lobos o, simplemente, el interés de quien lo escribió de convertirlo en viral por razones que escapan a mi conocimiento. Si leéis lo que dice la absurda explicación, es toda un desperdicio incoherente. Parece más bien una tomadura de pelo.
La verdad es que esta imagen fue tomada por cámaras de la BBC para un documental llamado "Planeta Helado", dirigido por Jeff Turner. Fue el cámara Chadden Hunter quien la tomó desde un helicóptero hace 5 años en el Parque Nacional Wood Buffalo, en Alberta, en los Territorios del Noroeste, Canadá, donde viven los únicos lobos especializados en la caza de bisontes. Estaban a -40ºC y con fuertes vientos, por lo que los equipos de filmación se congelaban y tuvo que tomar imágenes en condiciones muy extremas. 
El grupo camina en fila como suelen hacerlo con nieve profunda para ahorrar energía. En cabeza iba un individuo alpha, concretamente una loba en este caso. De este grupo de lobos hicieron un documental que se titula "Guerreros del frío".

Durante miles de años, lobos y bisontes convivieron en los vastos territorios de Norteamérica. Los aborígenes habitaron los territorios del hoy conocido como Wood Buffalo durante más de 8000 años. Cuando llegaron los europeos en el s.XVIII, desplazaron a los habitantes humanos y esquilmaron la fauna. Se instalaron los tramperos vendedores de pieles.
En los años 20 del s.XX, se introdujeron en la región miles de bisontes de las praderas, que se cruzaron con los bisontes de bosque que allí habitaban y trajeron la tuberculosis bovina, entre otras enfermedades. Los gestores sacrificaron miles de bisontes durante décadas. Pero no eran capaces de controlar las enfermedades. Desde que se controló la matanza sistemática de lobos con venenos, y estos recuperaron su población, los lobos pudieron controlar la salud de los bisontes.




lunes, 16 de noviembre de 2015

¡¡PELIGRO!! ¡¡UN LOBO!!.



Aparece un lobo por ahí en Suecia...un lobo quizás dispersante, con miedo, como pasa otras veces, que se ha metido en el lío de la ciudad y busca una salida al bosque... y saltan las alarmas en Suecia: que si apareció junto a una escuela de niños, que si peligro para los perros... y se inicia una votación a la pregunta: "¿Tienes miedo del lobo?" La primera respuesta, en la que yo voté, es que no, que tienen derecho a estar en el bosque como nosotros (37% de los votantes); la segunda dice que muy bien que haya lobos pero en el norte del país, no ahí (8%); la tercera, ojo, dice que hay que exterminar la población de lobos (56%). Es un reflejo del pensamiento en Suecia. Votad con lo que creéis.
http://www.jnytt.se/axel-filmade-varg-i-bankeryd

domingo, 8 de noviembre de 2015

ENTREVISTA A UN PASTOR: BURGOS SUMIDERO DE LOBOS


Ya lo he dicho muchas veces. ¿Por qué al Pirineo no llegan prácticamente los lobos ibéricos de la cordillera cantábrica pero sí los italianos de Alpes/Apeninos? ¿Por qué en Salamanca no crían los lobos y no llegan más allá, a Extremadura o a Andalucía? 
El área de distribución actual del lobo, restringido al cuadrante noroccidental de la península ibérica, está limitado por agujeros negros, auténticos sumideros donde desaparecen todos los lobos dispersantes, todos los individuos de las nuevas generaciones lupinas que intentan colonizar nuevos territorios. 
Salamanca es un sumidero de lobos. Pasan desde Zamora y mueren en las fincas ganaderas secretamente aniquilados por los propios ganaderos cuando no matados por la cuadrilla de la Patrulla Antilobo, esa que pagamos todos con dinero público y que la Junta llama eufemísticamente "Patrulla de Seguimiento de Fauna". Euskadi es otro sumidero de lobos. Y por toda esa zona hasta Aragón aparecen ocasionalmente lobos capaces de superar el filtro escopetero pero tarde o temprano caen muertos por el plomo. La caza... esa actividad egoísta y asesina. Burgos, por supuesto, es un sumidero bien conocido. Y hoy va por Burgos esta nota de rabia mía. 
La Junta de Castilla y León organizó una batida que se ha celebrado HOY en el valle de Valdivielso, en Burgos.... para un centenar de puestos, de escopetas, y perros. Una acción así y además en busca del exterminio sin justificación científica ni técnica, va contra varios artículos de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad. La Junta atentando impunemente contra las Leyes Europeas. Bochornoso. 
Lo increíble es que ni siquiera sabían seguro si había lobo. El caso es que, el objetivo fundamental era exterminarlo y sacar pasta y votos con ello. 
Un pastor se enteró de casualidad y se quejaba en la entrevista de radio porque, además de que él no tiene ninguna cita de lobo y ningún problema con el lobo, la cacería supone una amenaza mortal para sus ovejas, para él, además de para todo el mundo, porque la ACTIVIDAD DE LA CAZA ES EGOÍSTA Y PONE EN PELIGRO A TODO EL MUNDO; de hecho, estuvo avisando él (y no lo hacen los responsables políticos y cazadores) de que nadie se acercase por el riesgo de recibir un tiro. Me parece patético, bochornoso, ilegal, CRIMINAL Y ASQUEROSO por parte de cazadores y Administración. 
El pastor alucinaba porque la excusa de la matanza era la de proteger a sus ovejas, lo que es ABSOLUTAMENTE FALSO. Supuestamente se habían visto 4 lobos pero él está siempre en el monte con sus ovejas... y no ha visto nunca, no ha sabido nunca de lobos, y además es PASTOR, está con sus ovejas, están protegidas, por lo que no va a tener daños y el lobo no le preocupa lo más mínimo. Sólo por haberse visto esos 4 lobos (supuestamente), sin ningún daño, sin nada más que poner sobre la mesa, la Junta dio permiso para matar lobos... concretamente un lobo... pero para eso han ido 100 cazadores, una batida, perros... 
Ha caído uno. Un lobo, una joya genética del Canis lupus signatus, ha muerto INÚTILMENTE en una batida organizada por el egoísmo y sed criminal de cazadores y Junta de Castilla y León. Quizás hayan caído más... porque eso suele pasar y no nos enteramos. Esta batida ha atentado, como digo, contra la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad en varios de sus artículos. Esto es algo que pasa CONSTANTEMENTE y todos lo conocemos. 
La Junta de Castilla y León tiene una PATRULLA que llaman de "seguimiento de fauna" pero que es una Patrulla ANTILOBOS que aniquila todos los que puede. Esa patrulla constituye el principal AGUJERO NEGRO de los lobos de Castilla y León por lo que no pueden dispersarse hacia el este, sur o sureste. 

ESCUCHAD A ESTE PASTOR, QUE ES UN PROFESIONAL. ESTÁ HABLANDO DE LA REALIDAD QUE HAY TRAS LAS MATANZAS QUE LAS ADMINISTRACIONES REGIONALES JUSTIFICAN. DE LOS INTERESES POLÍTICOS Y ECONÓMICOS QUE HAY DETRÁS DE LAS MATANZAS DE LOBO. 
ES LA MAFIA DEL LOBO. 
Aquí podéis escuchar las quejas fundadas del pastor: 
http://www.ivoox.com/caceria-del-lobo-valdivielso-audios-mp3_rf_9305446_1.html





miércoles, 26 de agosto de 2015

INTERPRETACIÓN DE ENCUENTROS CON LOBOS EN ESCANDINAVIA.


Ya os he contado muchas veces que en Escandinavia son muy miedosos y el miedo al lobo está muy arraigado, algo que siguen alimentando con multitud de falsos cuentos y leyendas absurdas. El mayor problema allí no son los daños al ganado, aunque lo usen como tal, puesto que no existe prácticamente ganadería profesional y no existen rebaños ni grandes ni medianos. La población de lobos, además, es reducidísima. El mayor problema social que se plantea en Escandinavia es el de los sami, los lapones, criadores de renos, que no quieren compartir territorio con el lobo. Como os he dicho en repetidas ocasiones, los sami ya no viven en armonía con su medio puesto que no son capaces de compartirlo en armonía con la fauna salvaje. Atentan contra el medio natural matando furtivamente lobos y exigiendo a los gobiernos la desaparición del lobo en los territorios de cría de sus renos. Y el otro problema es el de los cazadores, que quieren matar lobos y que en algunas ocasiones pierden perros que se adentran en territorios de lobos en busca de alces y son abatidos por aquellos. De esto ya os hablé... aunque los perros de caza muchísimo más disparados por los propios cazadores por accidente y aún mucho más atropellados en las carreteras, los ataques del lobo se ven como algo terrorífico. 
Constantemente se emite el mensaje a la población, en Suecia y Noruega al menos, de que los lobos son peligrosos para los perros y para los niños. Si se ve un lobo en un bosque frecuentado por la gente, se precinta el bosque en cuestión y la policía lo vigila de forma patética. Esto, para quienes vivimos y frecuentamos territorios de lobos, es de chiste. A mí me provocaría risa pero es una de las cosas que más daño hace al lobo: el miedo absurdo. 
En Noruega, una de las muchas cámaras de fototrampeo de esas que salpican nuestros montes y bosques convirtiéndolos en "El gran hermano" natural (algo que me tiene hasta las narices, por cierto), una cámara trampa captura un vídeo de un lobo y a los pocos minutos de una familia ¡¡¡oh, noooo!!! con su hijo de cuatro años. Lo de la familia lo llevan muy mal... pero lo del niño los noruegos y suecos no pueden soportarlo. Que un niño haya estado a tan poca distancia de un lobo salvaje en algún momento para ellos resulta de lo más terrorífico. Se presupone, admite, se tolera y se consiente con más o menos resignación que en muchos momentos haya podido estar junto a un criminal de cualquier índole... pero que se descubra que un lobo ha estado a tan pocos metros les parece, a los nórdicos, algo inaceptable y terrible. Y te lo dicen claro y sin posibilidad de entendimiento: "¡Son lobos! ¡Son predadores!". 
En fin, que en el vídeo en el que los noruegos y suecos están viendo el peligro de la cercanía de un lobo, yo veo que esta familia ha tenido la enorme fortuna de pasear por un lugar que alberga lo más salvaje de la vida silvestre. Un lobo que camina por una senda del bosque, detecta humanos y, muy precavido, se da la vuelta y huye por lo más denso del bosque. A los cinco minutos llega esa familia pero tiene la desdicha de que ya no puede encontrarse con la maravillosa imagen del lobo salvaje, una suerte que muy pocas personas tienen... y el lobo habrá huido despavorido alejándose a muchos cientos de metros durante esos cinco minutos. 




martes, 25 de agosto de 2015

OR-7, EL LOBO VIAJERO. LOBOS DE OREGÓN Y CALIFORNIA

En 2011, escribía una entrada titulada “El lobo solitario que enamora a América”, en la que hablaba de que un lobo dispersante de dos años y medio que fue radiomarcado en Oregón en febrero 2011; era un lobo de 41 kgs al se le asignó el código OR-7, y que había realizado un viaje épico. Un vídeo con imágenes de las zonas que fue recorriendo... 


Ahora llegan noticias relacionadas y quería contaros qué fue de OR-7 y qué es de los lobos en Oregón y California. 

EL LOBO EN OREGÓN. DESAPARICIÓN Y REGRESO

En Oregón fueron comunes los lobos pero los esfuerzos por exterminarlos durante un siglo culminaron en su desaparición total en los años 40. En 1947, de hecho, se pagó la última recompensa por matar un lobo en el Estado y ya no se vieron más… En los 80 existió la idea por parte de la administración de Oregón de reintroducir el lobo… pero no cuajó.

Y en 1999 un lobo solitario fue capturado por Oregón. Se le metió en una caja y se le envió de nuevo a sus territorios originarios en Idaho. Al año siguiente apareció un lobo atropellado y otro matado ilegalmente por disparo. Lobos dispersantes llegaban desde Idaho. En 2006 se empezaron a ver lobos de forma regular en Oregón hasta el punto de que se empezó a pensar que podrían estar viviendo lobos en el NE del Estado, cerca de las montañas de Wallowa e Eagle Cap. En 2007 apareció un lobo muerto por disparo… todo indicaba que, efectivamente, había regresado el lobo. En 2008 se confirmó la primera reproducción en el condado de Wallowa por parte de una loba conocida como Sophie, B-300; se conoció como el grupo Imnaha. Al año siguiente se confirmó otra camada y una tercera en 2010.


Sophie (en la foto) fue capturada y radiomarcada en 2006 en Idaho; era hija de la manada “Timberline”; en el invierno de 2007/2008, cruzó a nado el río Snake desde Idaho a Oregón convirtiéndose junto a su pareja, OR-4, en los primeros reproductores de Oregón en 60 años. OR-4, padre del famoso OR-7, era el lobo más grande nunca encontrado en Oregón con un peso de 50-52 kgs.
Sophie, que más tarde sería madre de OR-7, había realizado un viaje épico e histórico, como luego protagonizaría su hijo. 
En este vídeo, Sophie sorprendida y filmada en Wallowa en 2008 en su viaje: 



El collar de Sophie dejó de emitir en verano de 2013 y desde entonces no se sabe nada de ella así que lo más probable es que ya haya muerto.

Desgraciadamente, empezó el furtivismo en Oregón. Se confirmaron 26 lobos pero la recuperación se estancó en 2011, empezando a reducirse de forma drástica por la persecución furtiva. La industria ganadera también presionó y se concedieron permisos para matar lobos por intereses políticos. Hubo una fuerte presión social para proteger al lobo con miles de personas a favor del regreso de la especie a Oregón.

Al suspenderse el programa de “controles” de lobos en Oregón, la población aumentó mucho (de 29 a 46 lobos en 2012, 64 en 2013, 77 en 2014 repartidos en 9 grupos). Pero, al contrario de lo que pudiera parecer, los daños al ganado redujeron, y han pasado a ser absolutamente ridículos: 5 vacas muertas por lobo de entre 1,3 millones de vacas en Oregón. En el momento en el que la opción de matar lobos se descartó por Ley, la implementación de medidas preventivas hizo descender los daños en un 60% y los grupos de lobos pudieron dedicarse a matar sus presas salvajes tranquilamente. 

¿QUÉ FUE DE OR-7, JOURNEY, EL LOBO VIAJERO?

En este vídeo está el grupo familiar Imnaha, con Sophie, la madre de OR-7, a la cabeza y también está él; es uno de ellos… no sabemos cuál. Es en el E de Oregón. Son 10 lobos y al menos 6 cachorros



OR-7 se hizo famoso por el seguimiento de sus sorprendentes desplazamientos. Si no hubiera sido por el GPS, habría pasado desapercibida su odisea puesto que se movía con suma cautela, como hacen los lobos. Pero se convirtió en el lobo vivo más famoso del mundo. Tras alejarse del territorio de su grupo familiar en dirección oeste como otros muchos jóvenes lobos de la región, en las montañas de Little Lookout, condado de Baker, en septiembre de 2011, se desplazó miles de kilómetros y lo hizo hacia el sur, a diferencia de la mayoría. Eso le salvó. 
Este vídeo es de OR-7 cuando se desplazaba en primavera de 2011 por el condado de Wallowa. 

Otros dispersantes que se desplazan hacia el oeste se dan la vuelta al llegar a la carretera que atraviesa Oregón y otros cruzan el río Snake pasando a Estados vecinos donde mueren disparados, como por ejemplo el lobo OR-16, nacido en 2011 en Oregón, radiomarcado en noviembre de 2012, que se dispersó a mediados de diciembre, cruzó el río Snake y penetró en las mortales tierras de Idaho. 
Idaho, un Estado donde el lobo se mata por diversión. 

Llegó rápidamente a zonas ricas en ciervos pero donde se odia al lobo y donde el propio Departamento de Vida Salvaje coordina con los cazadores sus salidas en helicóptero y los datos del monitoreo satelital de lobos. Allí cayó OR-16 de un tiro. Lo mató un cazador de ciervos, que se llevó su piel. El mismo año, un hermano de camada de OR-7 fue matado en Idaho. 

También su hermano OR-9 (muerto, en la foto) fue matado por un furtivo en Idaho y su hermana OR-5 fue matada por un trampero también en Idaho en 2013, el último día de la temporada de caza “recreativa”. 

Su hermano OR-17 (de otra camada posterior, el cachorro de la foto), fue radiomarcado y se dispersó hacia Idaho, donde fue abatido en marzo de 2014. OR-25 también es un lobo del mismo grupo originario de OR-7 que se dispersó este año 2015 y que ya ha recorrido la mayor parte del E de Oregón. Vamos a ver hacia dónde se dirige y cómo le va en su odisea. Este es OR-25:

El 1 de noviembre, OR-7 ya era el primer lobo que pisaba el oeste de Oregón en 60 años. Durante ese mes y el siguiente se movió por Crater Lake National Park en un área de 260 km2. Fue fotografiado por una cámara automática de un cazador en Butte Falls en noviembre y en diciembre llegó a las Montañas de las Cascadas. A fines de diciembre llegó a California después de atravesar Oregón. Era el primer lobo documentado en el Estado desde 1924, protagonizando un acontecimiento histórico. Se movió por los condados de Siskiyou, Shasta y Lassen hasta la primavera. Entró en Oregón de nuevo. Había hecho entonces más de 1600 kms en línea recta (en recorrido real sería más del doble). Se calcula que en su viaje pudo hacer hasta 5000 kms. Volvió a California y pasó el verano de 2012 en el Plumas National Forest en el Monte Lassen y en diciembre migró hasta el Lago Almanor. En febrero las baterías del collar dejaron de funcionar como era normal pero siguió siendo rastreado hasta junio de 2014.  

Como el objetivo de un joven dispersante es el encuentro de una loba, se le conoció, al estilo americano, como “el lobo que recorrió miles de kilómetros por amor” y los niños, en un evento sin precentes que sirvió de catalizador y concienciador acerca de la realidad del lobo, le bautizaron con el nombre de Journey (viaje) en una emotiva y multitudinaria votación. Cuando OR-7 llegó a la cordillera de las Cascadas (que forman parte de las Montañas Rocosas) desde su exterminio en 1947, alimentó la esperanza en California, donde se inició la elaboración de un Plan de Gestión para el lobo y se le colocó bajo protección legal ya que no tardaron en escucharse quejas de ganaderos acomodados y cazadores egoístas. Algunos especialistas dijeron que era la señal de que, tarde o temprano, el lobo se asentaría en California… Lo que no se esperaban era que esto sucedería tan pronto como finalmente ha sucedido y se ha confirmado ahora. OR-7 significó un impulso para la protección del lobo tanto en Oregón como en California. OR-7 siguió haciendo una gran labor educativa por el lobo: inspiró una exposición de arte, una expedición exitosa, una película y una obra de teatro. Ha inspirado multitud de proyectos educativos por el lobo. 

El grupo Imnaha en imagen infantil. 

Ningún miembro del grupo creado por OR-7 ha podido ser capturado para radiomarcaje a pesar de todos los esfuerzos.

Trailer de la película dedicada a Journey: 


Mientras tanto, en 2011 se dieron permisos para matar un lobo del grupo Imnaha, el grupo familiar originario de OR-7, por confirmarse que habían causado daños al ganado vacuno de forma regular. Previamente, los ganaderos habían usado varios métodos preventivos como fladrys electrificados, cajas de Radio Activated Guard que emiten sonidos al acercarse lobos radiomarcados (la pareja reproductora y dos subadultos lo estaban y había otros 4 ejemplares en el grupo sin radiomarcaje) y habían aumentado la presencia humana con el ganado para evitar daños. Se sabía que lobos radiomarcados no habían sido los causantes puesto que se tenía localizada siempre su posición. Se habían dispersado varios individuos del grupo y ese verano se confirmaba que había habido reproducción. 
La manada Imnaha en 2013: 

OR-7 pasó el 2012 vagando por California, cubriendo miles de millas. Finalmente, por su collar satelital se supo que regresó a Oregón en marzo de 2013, siempre cerca de la frontera. Aunque su collar dejó de emitir, se le siguió rastreando hasta el verano de 2014. 
OR-7 detectado por una cámara trampa en marzo de 2014. 

Ese año, cámaras de fototrampeo le detectaron unido a una misteriosa loba negra. 

Quizás fuese ella ese cánido que dejó huellas misteriosas en el Monte Hood, quizás fuese ella el lobo de los misteriosos aullidos que se escucharon en el lago Waldo e incluso quizás fuese ella el misterioso cánido negro que aparecía en una foto sacada en Santiam Pass hace unos años. 


Las cámaras trampa detectaron que OR-7 estaba criando con ella una camada de al menos 3 cachorros en la cuenca del río Rogue en Oregón, en una región donde ya la presencia del lobo había sido olvidada. Era la primera camada del oeste de Oregón desde hacía un siglo y también significaron la esperanza para el regreso del lobo a California. Este año se confirma de nuevo que tienen una camada. Se les llama la manada “Rogue”, el 9º grupo reproductor de Oregón y el 1º en las Montañas de las Cascadas. La loba, según estudios de ADN, está relacionada con dos grupos de Oregón. Este año se ha confirmado que han tenido una nueva camada. El grupo tiene ahora 7 individuos en total.
Los dos cachorros conocidos este año de OR-7
Cachorros de OR-7 en julio de este año 



OREGÓN Y EL FUTURO DE SUS LOBOS

La población de lobos de Oregón es pequeña (unos 77 aproximadamente en un territorio que podría albergar unos 1000) pero en crecimiento, y afortunadamente decrece el conflicto social con ellos. Pero este año puede ser decisivo para la recuperación de la especie debido a decisiones políticas interesadas que apuntan hacia el debilitamiento de la protección al lobo. En la capital se están moviendo a nivel político intereses anti-vida salvaje. Incluso el New York Times se ha referido a Oregón como “el lugar donde la vida salvaje va a morir”. Aún así, se ha protegido hasta ahora al lobo con las leyes quizás más progresistas de EEUU. Lo malo es que se ha ido el director del Departamento de Vida Salvaje e inmediatamente se ha empezado a ir hacia atrás. El siguiente director estaba vinculado a la industria ganadera y llegó a considerar el compartir con los ganaderos los datos de posición de GPS de los lobos radiomarcados para seguimiento científico. El poder político es desproporcionado pues la inmensa mayoría de la población del país quiere apostar por la vida salvaje, “bandera” de Oregón, y el regreso del lobo. Otros Estados americanos (Idaho, Wyoming, Wisconsin o Washington) han demostrado que los controles o las muertes de lobos no han hecho nada por disminuir el conflicto social con la industria ganadera sino todo lo contrario. Ahora el llamamiento a la fuerza social es mayor que nunca. A fines de 2012 se creó la Pacific Wolf Coalition, constituida por 25 organizaciones conservacionistas de Oregón, Washington y California, para la recuperación del lobo en el NW del Pacífico. 


ESTABLECIMIENTO DE LOBOS EN CALIFORNIA. 2015.

Un proyecto de fototrampeo en el condado de Siskiyou, en California, al sur de la cordillera de las Cascadas, capturó esta primavera, de forma sorprendente e inesperada, una imagen de un misterioso lobo negro, diferente a OR-7, lo que dejó a todos boquiabiertos. 

Se pensó que era un dispersante solitario llegado de quién sabe dónde al igual que OR-7, pero finalmente, el pasado 20 de agosto, han capturado las imágenes de una pareja de lobos con cinco cachorros, todos los individuos de color negro; supuestamente uno de los adultos es el ejemplar detectado en primavera. Dada la proximidad del impresionante Monte Shasta, ha sido bautizado como el grupo Shasta y es el primer grupo reproductor de California desde hace un siglo. Su localización se guarda en secreto para evitar la persecución furtiva y también el acoso de posibles turistas y aficionados sin escrúpulos que podrían molestar al grupo. No obstante, las penas de multas y prisión son duras ante posible persecución de los lobos gracias a que California se preparó cuando apareció OR-7 en su épico viaje. A espera de los estudios genéticos de restos biológicos, se cree que OR-7 no está relacionado con el grupo Shasta, así que otros grandes viajeros han llegado desde Oregón, muy probablemente, como fantasmas. 
El grupo localizado con fototrampeo en Siskiyou, California, recientemente


Por David Nieto Maceín. 

sábado, 22 de agosto de 2015

EL LOBO EN SUIZA

CRÓNICA DEL EXTERMINIO DEL LOBO EN SUIZA HASTA FINES DEL S.XIX

La desforestación de Suiza para la ganadería alcanzó un punto máximo en el s.XVI. En aquella época, la destrucción de los hábitats salvajes, la invasión del ganado y la desaparición de los ungulados salvajes llevó al aumento del conflicto de los humanos con los lobos. La persecución a la que se sometió a la especie llevó a su desaparición en Zürich en 1684, en Appenzell Ausserrhoden en 1695, en Schaffhausen en 1712… Los últimos indicios de la existencia del lobo en el centro de Suiza datan de 1707 en Zug, 1753 en Uri y 1793 en Glarus. Se extinguieron en Engadin en 1821. Entre 1762 y 1842, se recompensó la muerte de al menos 80 lobos en Vaud. En Valais desaparecieron finalmente en 1870, en Ticino en 1872 y en Solothurn en 1874. No obstante, algún dispersante que otro llegó de vez en cuando puesto que en 1908 fue matado un lobo en Ticino y dos lobos en Lignerolle en 1914. Pero ninguna noticia se tuvo más de ellos.  El ganado empezó a pastar libremente y sin protección en las montañas de los Alpes suizos ya a fines del s.XIX. La persecución implacable de los ganaderos había llevado al lobo a su exterminio total y se hicieron los dueños de las montañas.  Las montañas habían sido transformadas a su antojo con muchos pastos y había sido eliminada gran parte de la fauna salvaje que constituía el alimento presa de los lobos.

EL REGRESO DEL LOBO A SUIZA. AÑOS 90 DEL S.XX

Un siglo y medio después, en 1987, el lobo comienza a hacer su aparición nuevamente en Suiza provenientes de los Alpes italianos. Los primeros indicios se encontraron en la región de Valais. Llegaban jóvenes dispersantes que poco a poco iban ocupando antiguos territorios perdidos para la especie, afortunadamente para los ecosistemas de montaña y su biodiversidad, afortunadamente para los conservacionistas y los amantes de la vida y la fauna, y desafortunadamente para los ganaderos acomodados, esos que dejan abandonado su ganado en los pastos de altura durante el verano.

Fue a partir de 1995 cuando se empezó realmente a hacer notar la presencia del lobo en Suiza nuevamente. Aquél verano hubo muertes de ovejas en la región del Gran San Bernardo. Los ganaderos ya no conocían la convivencia con predadores en el medio y se habían acomodado en gran extremo, dejando pastar grandes rebaños de ovejas sin vigilancia alguna en la montaña. Los estudios genéticos de excrementos y otros restos confirmaban que todos los lobos que llegaban a Suiza provenían de Alpes italianos. En aquél año se detectaron dos jóvenes machos dispersantes y durante el invierno se llegó a fotografiar uno mediante fototrampeo. Un guarda vio un lobo herido y nada más se supo de los lobos durante dos años. Entonces había sido una aparición misteriosa que alimentó la leyenda mágica del lobo. Pero en otoño de 1998 se produce una lobada repentina. Posteriormente, aparece un lobo matado ilegalmente de un disparo. Un joven macho dispersante de Italia. Se avista otro lobo, se detectan rastros, aparecen más daños… En enero de 1999 se encuentra un lobo fatalmente herido, creo que atropellado, otro macho joven que resultó ser hermano del anterior como confirmaron los estudios genéticos. En primavera detectan más indicios de lobos y se producen más bajas en rebaños sin protección. Se observa un lobo y se analizan excrementos. Hay otro macho dispersante italiano y es detectado prácticamente durante todo un año. Ya no dejaron de aparecer indicios regularmente y daños en ovejas.


EL LOBO EN SUIZA. SIGLO XXI. 

En el año 2000 hay una lobada en la que mueren sólo 9 ovejas (un número ridículo), lo que hace que se autorice la muerte de un lobo en Evolène. Ese verano cae un lobo en el valle de Hérens. Era un macho adulto italiano pero no coincidía con los lobos que habían producido los ataques al ganado. Ese mismo día, un guarda de caza, ni corto ni perezoso, dispara y hiere fatalmente a un lobo en Ginals, del que nunca más se supo.
El joven macho M06 fue matado en el 2000 bajo un permiso después de haber protagonizado numerosas lobadas durante año y medio. 

En 2001 se producen algunos daños y se detecta un lobo. Ese otoño un cazador mata un lobo macho adulto italiano de 42 kgs en Margna. Aquél año se apostó por crear el Proyecto Lobo con el que se marcaron las reglas que hacían posible la ejecución de un lobo concreto. Si un lobo determinado hubiera matado más de 35 ovejas en 4 meses o 25 ovejas en un mes, podría ser ejecutado. Era la forma en la que creyeron que podrían terminar con individuos especialmente conflictivos y no atentar de forma muy directa contra la especie sin excusa. Matar un lobo de forma ilegal puede costar muy caro y hasta un año de prisión. En diferentes regiones se tomaron diferentes medidas. En Vaud, por ejemplo, se financiaron perros protectores, lo que hizo que los daños al ganado desaparecieran.

En el siguiente verano, 2002, volvió a haber ataques en las noches de los Alpes suizos. Los excrementos mostraron que se trataba de una loba italiana. Se tomó la medida de proteger los rebaños con mastines y así desaparecieron los daños.
En 2003 al menos un lobo italiano se quedó a vivir y se produjeron daños en ovejas sin vigilancia en el cantón de Valais y en algún lugar de la frontera con Italia.
En 2004 se produjo un ataque mínimo (¡a una cabra!) por un macho italiano. Ese año una cámara de fototrampeo capturó la imagen de ese lobo, que parecía ser que llevaba un par de años residiendo en la zona. Al año siguiente otra cámara trampa fotografía un lobo. Y en Valendas/Durschin se detecta otro lobo macho diferente.
En 2006 un furtivo dispara a un lobo que por lo visto huye herido y termina sobreviviendo. Ese año aparece otro lobo atropellado por un tren, supuestamente. Un macho italiano también, que tenía sarna. Se vio otro lobo durante el verano y hubo daños al ganado. Se dio licencia para matar un ejemplar en Valais. Se vieron tres ciervos matados por lobo en Klosters. Hubo una lobada con 8 ovejas muertas y 11 heridas, y algunas desaparecidas. El permiso de matar lobo en Valais despertó quejas conservacionistas. En otoño se detectó una loba en Valais y una loba fue matada por un guarda de caza. Un mes después otro guarda de caza mató otro lobo en Valais. En la necropsia se detectó que ya había sufrido algún disparo anterior al que había sobrevivido. Siguió habiendo rebaños sin vigilancia y daños por lobos.  

Lobo fotografiado en las montañas suizas. 

En 2006 en Chablais, tras una lobada, un político suizo del partido PDC (demócrata-cristiano), Jean René Forunier, autorizó una batida sin querer tener en cuenta la prohibición de caza. Fue denunciado por WWF, y se le consideró culpable. Pero unos meses después el cuerpo disecado del lobo estaba en su oficina. Mofándose de todos, alegó que quería “disfrutar de este bello animal” mientras llegaba la aprobación de los recursos que había presentado contra la denuncia. 

Como era diputado, movió todo para que el Parlamento suizo modificara el Convenio de Berna a su antojo tras el delito. Estaba seguro de que sería modificado a su medida y que se permitiría la caza del lobo. Pero las organizaciones chwolf y wolfbaerluchs no permitieron tan barbaridad. Los tribunales le consideraron culpable aunque realmente sólo fue castigado a 60 horas de trabajo social durante dos años, lo que es una vergüenza para un delito medioambiental tan grave. Al menos se reconoció que el lobo había sido matado ilegalmente, furtivamente, por un diputado y con apoyo de su gobierno.
Lobo en Surselva, Suiza, 2006

En 2007 se vio un lobo en diferentes sitios y se produjeron daños a ovejas. Un lobo atacó repetidas veces a ovejas durante el verano y durante 4 meses incluso mató algunos terneros. Apareció el lobo en el cantón de Vaud por vez primera en más de 150 años. En otoño se detectó otro lobo en donde había un lobo residente desde 2002. Pero este era diferente.

El primer lobo de las zonas altas del cantón de Berna fue sorprendido por cámaras instaladas para el estudio de linces boreales en enero 2008. Se supuso que era el mismo que se había detectado desde 2006 en otros lugares y después en Friburgo. 

En 2008 se detectó al lobo que se vio en otros lugares desde 2006 y fue fotografiado, incluso. Se vieron más lobos y se fotografió otro. Entró en vigor un plan del lobo pero los conservacionistas lo consideraron una farsa porque no quedaba protegido. Daños en un rebaño de cabras provocaron la ira ganadera. En el verano aumentaron los daños. Ese otoño se detectó el lobo en Obwalden por primera vez en 164 años y una cámara de fototrampeo capturó la imagen de un lobo en Melchtal. Se detectó un lobo en Val Müstair en Engadina. En el Valais se denegó la autorización para matar lobos porque las ovejas no estaban suficientemente protegidas cuando se produjeron los daños. Se avanzó ligeramente en métodos preventivos, con la entrega de 150 perros protectores. Se hizo una encuesta para conocer la opinión del público general y el 80% de la población de Suiza defendía el retorno natural del lobo a sus montañas.

En 2009 nuevos ataques a ovejas complicaron la situación. En Valais y Lucerna se quería matar a 3 lobos causantes de daños. En una de las ocasiones parece ser que el rebaño estaba vigilado por dos perros de montaña y también un burro y aún así murieron 15 ovejas. Quiero señalar que esto ocurre porque la vigilancia, esto es, los perros, no es la adecuada. No todos los perros sirven. Ya que los ganaderos actuales han perdido el conocimiento del manejo y selección de los perros, deberían recibir orientación técnica.
Se hablaba de unos 200 lobos en los Alpes, de los cuales 150 vivirían en Francia y 40 en Italia. En Suiza se habían identificado 7 individuos diferentes y podría haber hasta 20 con tendencia al aumento.
Los ganaderos, como siempre, y como en todas partes, se quejan… dicen que tienen que tener el ganado arriba, en los pastos. Que no hay espacio para el lobo. Pero está demostrado que usando perros, pastores y cercas nocturnas, los daños se reducen hasta desaparecer.
Se detectó el lobo por vez primera en dos siglos en el cantón de Lucerna. Se siguen detectando lobos y sacando imágenes de fototrampeo en diferentes lugares del país. En mayo se mata al lobo alpha de una manada del norte de los Alpes franceses, en Glières en Haute-Savoie, cerca de la frontera con Suiza. La loba estaba preñada así que un tiro había destruido a todo un grupo. En 2008 había muerto atropellada en mayo una loba preñada en la zona, así que el daño era muy grande. En el cantón de Schwyz se detecta el primer lobo.

De 2000 a 2013 se habían concedido en Suiza 8 permisos de matar lobos. Esto ha sido muy discutido pues el Convenio de Berna protege al lobo de forma estricta en Suiza. Una de las medidas para proteger los rebaños fue crear un grupo de perros protectores móvil, dirigido por una agencia de desarrollo rural financiada por el Estado y que comenzó a usarse en 2012. Es un pastor con perros de raza Maremmano-Abruzzese. 

                               

El Maremmano Abruzzese “Terremoto”, con 9 años en 2012, con su dueño, Walter.



La tradición del uso de mastines para proteger rebaños había desaparecido en Centroeuropa. Los ganaderos que sufren daños en una zona nueva no están preparados, por lo que va el grupo móvil durante el primer año de mayo a septiembre, durante la época de pastos. La otra medida implementada son cercas eléctricas pero no son tan prácticas en todos los casos y son muy caras. Los perros son más adaptables y muchísimo más eficaces en todos los casos.

Lobo fototrampeado en Suiza 2011

A finales de agosto de 2012 una cámara de fototrampeo fotografía un cachorro, primera evidencia de reproducción. En 2013 las cámaras detectaron 5 cachorros. Una manada se había asentado en la Calanda, en los Alpes Glaroneses. 
Imagen de fototrampeo 2012 (Kora)


En enero de 2014, un joven de ese grupo fue matado ilegalmente en la Calanda. Su cuerpo fue encontrado y se determinó que había muerto tras una larga agonía por un disparo. Los conservacionistas pagaban 11.000 euros por pistas para encontrar al culpable y condenarlo judicialmente. La lucha es encarnizada, y es lo que mantiene vivo al lobo. Este grupo ha tenido este año su 4ª camada, con al menos tres cachorros. 
Un lobo sorprendido con fototrampeo en marzo 2014 cerca Pfäfers.

En el cantón de Valais, en la región de Augstbord, un macho cuya saliva se identificó en heridas de ganado recién matado en Friburgo en 2014 y que se bautizó como M46, parece que se ha unido a la loba F14, y esperamos que hayan tenido camada. Sería el segundo grupo familiar de Suiza. 
Imagen de fototrampeo 2014 (Kora)

En 2015 se cuentan unos 25 lobos en toda Suiza, la inmensa mayoría machos y repartidos por la mayoría de los cantones. Desde 1995, los científicos han identificado 57 machos diferentes y 15 hembras, todos italianos. 15 lobos murieron o fueron matados, otros han muerto o han sido matados silenciosamente y otros quizás hayan abandonado el territorio suizo.

Hace unos días, este mes de agosto de 2015, se dio permiso para matar un lobo que había superado la cifra requerida de muertes: había matado 38 ovejas desde junio. La decisión ha sido rápidamente condenada por los conservacionistas, que dicen que es LAMENTABLE QUE 20 AÑOS DESPUÉS DEL REGRESO NATURAL DEL LOBO A SUIZA, TODAVÍA HAYA MUCHOS REBAÑOS SIN PROTECCIÓN. Por ello, WWF va a recurrir la decisión. 
Se ha aprobado una nueva ley bajo la cual la mitad de los cachorros nacidos en una manada podrían ser aniquilados si hay permiso de la administración. A partir de ahora, los cantones también podrán decidir, de forma independiente aunque con ciertas condiciones, sobre cómo actuar con los lobos solitarios que causan daños. Se les deja demasiado margen para interpretar. Aunque la ley dice que los padres de un supuesto grupo tienen que ser respetados, es muy difícil en la naturaleza diferenciarlos. La desestructuración de un grupo, sobre todo la eliminación de los padres, provoca efecto contrario al deseado: el aumento de los daños al ganado, que resulta presa mucho más fácil sobre todo sin vigilancia. En caso de duda, según la ley, los guardas no tienen derecho a disparar. 


PIDEN EL USO DE PERROS PROTECTORES



Este perro forma parte del programa de protección de rebaños que está siendo seguido desde Austria y Suiza. En Suiza hay unos 160 perros protectores en activo, el triple que en 2003. Los perros pueden demostrar que es posible la convivencia del lobo con la ganadería. Una media de 130 ovejas mueren cada año en Suiza por los lobos (dato de 2012). En realidad es una cifra ridícula aunque había bajado en comparación al año anterior, 2011 (274 bajas). Viéndolo con perspectiva, hay 300.000 ovejas en Suiza. Sólo 1 de cada 1000 es susceptible de ser matada por lobo, mientras que cada año son afectadas de 5.000 a 6.000 por ataques de perros y 4.000 mueren por enfermedades y caídas. La presencia de los mastines protectores evita el ataque del lobo. El rebaño doméstico deja de ser presa fácil y se convierte en una acción de alto riesgo.
En los alrededores de Friburgo, en 2011, 81 ovejas sin protección murieron, pero donde los perros guardaban los rebaños, sólo murió 1 oveja. 
Curiosamente, en el cantón de Graubünden, donde vive el único grupo familiar de lobos, los ganaderos están usando perros protectores y el clima social con el lobo es relajado. Muy diferente es en Valais, donde no usan perros y tienen rebaños pequeños; allí se pasan el día pidiendo controles de lobo. 

Un problema para el mantenimiento de estos perros son los turistas. Muchos excursionistas se quejan de que son acosados por los perros de ganado. Para eso se creó en Suiza un programa informativo con el que se trataba de aleccionar a los excursionistas sobre cómo proceder ante el encuentro con perros protectores del ganado. 

El regreso del lobo es indicatorio de que el ecosistema, antaño muy dañado por la ganadería (destrucción del hábitat), se ha recuperado bastante. Hoy la población de ungulados salvajes es más numerosa (ciervos, corzos, rebecos), y los bosques suizos tienen unos 100.000 ciervos, lo que ya constituye una amenaza para la salud del ecosistema, algo que sólo puede subsanar la presencia de lobos y nunca la gestión cinegética humana (Referencia: “Lo que el lobo sabe. Ecoetología y conservación del lobo. David Nieto Maceín. Tundra Ediciones, 2014).




miércoles, 19 de agosto de 2015

EL CASO DE LOS LOBOS DE CAMALEÑO Y EL ANIVERSARIO DEL LOBO MARLEY


Como un mazazo nos cae la noticia que, no obstante, hemos ido viendo venir...
Se archiva el caso de la matanza del grupo de lobos de San Glorio. 


En octubre de 2013 cayeron tres lobos en una batida al jabalí en Camaleño, Cantabria. Fue una loba joven la que los cazadores dijeron haber matado pero en realidad habían matado a otros dos lobos y habían controlado la presencia del resto del grupo, ocultando el delito. El resto del grupo, 6 lobos, fue aniquilado en otra batida al jabalí el 1 de diciembre, una batida que se organizó, de hecho, con el objetivo de matar al resto de lobos: pareja reproductora, subadultos y cachorros del año. 
En las redes, se ve que uno de los cazadores, orgulloso, publicó una foto de los cuerpos alineados, realizada con un móvil, tal es la impunidad de la que gozan y su falta de preocupación, por tanto. Una masacre que entre nosotros levantó muchísima indignación. 19 días después de la batida, se encontraron aquellos cuerpos, amontonados cual basura al pie de un árbol, como una señal de burla ante la impunidad de la que gozan en Cantabria estas masacres. Dantesco

En Cantabria existe el retrógrado permiso de matar un lobo por cada batida al jabalí. Eso es una salvajada pero esta vez se cometieron 5 delitos en esa batida y 2 delitos en la otra, que en realidad fue una batida realizada, a sabiendas de su impunidad absoluta, para matar lobos. Como vemos, pueden organizar batidas al jabalí cuando les dé la gana. Los asesinos son libres y esa es mi, nuestra, opinión, aunque tenemos casi menos libertad de opinión que ellos de matar. 

Una manada de lobos totalmente exterminada un domingo cualquiera de otoño, esos otoños que los cazatas convierten en infiernos rompiendo su silencio a tiros y sembrándolos de muerte. Aquella manada de lobos se alimentaba de ungulados silvestres. Ni siquiera provocó nunca daños al ganado desprotegido por dejadez, lo que pasa en otros lugares. Criaban en el puerto de San Glorio desde hacía unos años y era una manada que vivía en absoluta armonía con la naturaleza. Incluso a 500 mts de donde criaban, recaló un inmenso rebaño trashumante de miles de ovejas con pastores y mastines. 
Bosques donde vivía el grupo y que nunca más volverán a ver: 

Al amparo de las batidas de jabalí, cayeron de forma furtiva, ilegal, como muchos otros lo harán en silencio y sin que lo sepamos. La comarca de Liébana quedó huérfana de sus lobos, aniquilados por las balas de gentuza sin escrúpulo ni respeto, ni educación, ni moral. Por gentuza. Furtivos egoístas, criminales de nuestra biodiversidad. Ni siquiera la excusa de los daños al ganado es válida. Sólo afán de matar. Psicopatía y egoísmo puros. 

Desde entonces, denuncias, investigación y procesos judiciales largos y tediosos. Cinco cazadores imputados de los 34 que estaban ese día armados en el monte y, vergonzosamente, entre ellos, un agente del Seprona ensuciando las buenas acciones de sus compañeros. El guarda de la reserva, hijo del jefe de la cuadrilla de caza, también estaba imputado en el caso. En uno de los lobos se encontró la bala acusadora y se descubrió el rifle de quien lo utilizó: el hermano del agente de la guardia civil, que lo negó. ASCEL y Ecologistas en Acción fueron la acusación pero fueron expulsados del proceso por no pagar una fianza de miles de euros a la Fiscalía. Solicitaron personarse como acusación particular junto a otras ONGs, y la jueza rechazó a ASCEL y Ecologistas en Acción. Les apartó del caso misteriosamente. ¿Cuánta mierda habrá detrás de todo esto? 

El mazazo llega ahora cuando resulta que el Juzgado archiva el caso contra los cinco cazadores acusados. La juez no ha visto delito porque es especie cinegética. Sólo infracción administrativa. Como siempre, leyes, o jueces, que están al lado del criminal. Considera que no ha sido furtivismo porque fue durante una batida al jabalí. Dicho así, supongo que si hubiera sido un tiro contra una persona, no habría visto crimen y sólo accidente de caza... bueno, esto es algo que creemos que sucede. Así que la Guardia Civil vio delito contra la fauna pero la juez dice que no, que es una falta administrativa de nada. Si con los cuerpos del delito, la bala acusadora, los culpables localizados, la fechoría demostrada... hay impunidad total... ¿Qué hacemos? ¿Seguimos dialogando como sugieren algunos conservacionistas que no han sufrido la larga lucha por el lobo?. 

Este sobreseimiento del caso llega a pocos días del aniversario del asesinato de un lobo llamado MARLEY que constituyó un punto de inflexión para la paciencia de los conservacionistas de toda España. 

El 29 de septiembre de 2011, tras ser confirmada mediante la escucha de aullidos que había habido reproducción en el seno del grupo familiar de lobos de la zona de Cabrales, fue capturado mediante trampeo en vivo y tras muchas noches de esfuerzo, un cachorro de lobo en Picos de Europa en el marco de un estudio científico financiado por el Parque Nacional. 
 

Se le asignó el código PNPE 03 y se le bautizó Marley. En realidad, era el único cachorro localizado en el grupo, que parecía estar compuesto por 4 adultos y subadultos y un cachorro. Sabemos que muchos grupos no reproducen y que la mayoría de los cachorros no sobreviven el primer año. 
El collar de Marley sirvió para descubrir que los movimientos de un grupo de lobos pueden ser tan amplios que lleven a la confusión de creer que hay varios grupos y más lobos de los que hay realmente. En este caso, Marley y su familia se movían dentro y fuera de los límites del Parque Nacional, en el Principado de Asturias y en Cantabria. Por tanto, cada vez que cruzaban una frontera regional o una frontera política, su estatus de protección cambiaba. Por la mañana podían ser especie teóricamente "protegida" y sujeta a matanza con excusa de "control", y por la tarde podían convertirse en especie cinegética. Los guardas de los diferentes lugares (Asturias, Picos, Cantabria...) realizan un seguimiento paralelo y se contabilizaban, parece ser, como si fueran tres grupos de lobos cuando en realidad era uno solo. Pero ellos no lo sabían, evidentemente... y hacían su vida de lobos recorriendo, como se pudo determinar, muchísimos kilómetros diarios. 

El grupo sufría la triple presión de los controles llevados a cabo por el Parque Nacional, por el Principado de Asturias fuera del Parque y por el Gobierno de Cantabria y la ley de Caza de Cantabria en esos territorios. 
Pero las correrías arriba y abajo en la montaña, los olores a bosque y monte, los aullidos en las noches silenciosas de la montaña... todo se terminó de un disparo el día 21 de agosto de 2012, HACE AHORA TRES AÑOS, cuando Marley apenas tenía poco más de un año de edad y cayó fulminando junto a otro lobo. Del otro no sabemos mucho y sólo llamó la atención el hecho de que Marley portaba su collar.  

La excusa de estas muertes es la prevención contra los ataques al ganado, ganado que pasta en Cabrales y sus alrededores, en extensivo, libre y sin protección alguna, y justamente en aquella época los informes de los científicos del Parque ya indicaban que los controles se correlacionaban positivamente con aumentos de los ataques, que cuando había controles en invierno o primavera aumentaban claramente los daños ese verano, que cuando hay reproducción en la manada no aumentan los daños al ganado, que el aumento del número de lobos no se correlacionaba con aumento de ataques y además se verificó que de los 4 vallados electrificados entregados a los ganaderos sólo uno era utilizado regularmente. 
La muerte de Marley fue la gota que colmó un vaso lleno de rabia e indignación por la matanza y persecución masiva del lobo ibérico y por la nefasta gestión del Parque Nacional de Picos de Europa, convertido en un parque ganadero. El vaso se desbordó alimentando las semillas de las que nació la organización Lobo Marley, que desde entonces lucha por la denuncia y persecución de hechos como ese. Algunos dicen que se ha recrudecido la lucha debido a eso, pero en realidad lo que sucede, desde un análisis sociológico objetivo, es que ahora el interés por la conservación del lobo lleva a una lucha que molesta a los sectores que luchaban contra el lobo y que antes estaban muy acomodados. Puede, por tanto, haberse recrudecido la lucha de prolobos & antilobos, pero la lucha contra el lobo ya existía, pero pocos la conocían. 

Como un insulto verificador, en enero de 2013, tan sólo tres meses después, cae abatida en el Portillo de la Reina una loba de apenas 8 meses de edad, radiomarcada por el mismo equipo científico. Se llamaba Naule y había sido radiomarcada 3 meses antes, poco después de muerto Marley.