martes, 15 de enero de 2019

VÍDEO. JABALÍES SEGUIDOS POR LOBOS.

Os dejo un vídeo de fototrampeo tomado en Italia. Una manada de jabalíes huye a paso ligero por la nieve seguida de cerca por un grupo nutrido de lobos. Llama la atención cómo los dos primeros lobos del grupo miran hacia atrás para comprobar si van seguidos de los demás, que vienen con la cola en alto...
El lobo es el máximo regulador de la demografía, salud y comportamiento del jabalí por toda Eurasia.

sábado, 5 de enero de 2019

GANADEROS ITALIANOS Y FRANCESES CONTRA EL LOBO


En abril de 2017, en Toscana apareció un lobo desollado colgado en una señal de tráfico. En octubre, otros dos lobos aparecieron de la misma espeluznante forma al sur de Siena. En julio de 2018, en los Pirineos franceses, se realizó una batida ILEGAL multitudinaria con cientos de personas armadas, que no encontraron ningún lobo. 
En el norte de Italia, Bolzano y Trento introdujeron permisos legales para poder matar a los que sean considerados "lobos problemáticos", término subjetivo y controvertido que dará vía libre a los ganaderos para el exterminio que ellos desean. 
Hubo una serie de grupos que presionaron, como lobby, a la política, para conseguir un cambio en la protección del lobo para poder matarlos. Uno de estos grupos es el Sudtiroler Bauernbund, que dice que matar a los lobos es la única opción que tienen. Y ya está. Ni prevención ni nada. Ellos lo primero, lo segundo y lo último. Ellos y sólo ellos. Pero esto ha sido paralizado legalmente por los Tribunales superiores que dice que estas dos regiones de Bolzano y Trento se han excedido en sus poderes. Sea como sea, ellos dicen que "el lobo nunca va a ser bienvenido en el norte de Italia y que si no se permite disparar a los lobos, los matarán de otras formas horribles. Lo mataremos legal o ilegalmente porque no tiene derecho a estar aquí". 
Así son los ganaderos de estas zonas. Una lacra que extermina al lobo, a nuestra Biodiversidad. 




Dos hombres vestidos con uniformes de policía italianos se acurrucan junto al cuerpo de un lobo mutilado, frente a un coche de policía.


Wernhard Holzner es un ganadero de los alpes italianos que apoya la matanza de lobos. Dice que el año pasado perdió 45 ovejas de su medio millar de ovejas, que deja literalmente abandonadas en pastizales de altura en el alto del Valle de Ultental. Que eso fue una visión horrible, dice. Pero ¿por qué las dejó abandonadas en el monte?. Él dice que hace un siglo que sus antepasados celebraron la muerte del último lobo de los Alpes tiroleses de Italia, y que nadie había echado de menos al lobo, que ahora ha regresado. Él dice que el lobo no es compatible con ellos. ¿No se ha planteado si es al revés, que ellos no son compatibles con el medio natural, del cuál es parte indisoluble el lobo?
Dicen los ganaderos que en los Alpes la costumbre dicta que las ovejas pueden pastar libres y solas, subiendo a los pastos de altura en busca de prados frescos. Y con el lobo no están seguras. Y se quedan tan anchos. 


domingo, 30 de diciembre de 2018

EL SUPREMO ANULA EL PLAN DE GESTIÓN DEL LOBO DE CASTILLA Y LEÓN.


AL FIN UNA BUENA NOTICIA CON LA QUE EMPEZAR EL AÑO. Por un litigio promovido por la Asociación para la Conservación del Lobo, ASCEL, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León anulaba el Plan de Gestión del Lobo en Castilla y León en enero de 2018. Pero la Junta puso un recurso, inadecuado y sin fundamento, para evitar la anulación de dicho Plan. Pues bien, FELIZMENTE, el Tribunal Supremo acaba de anular definitivamente el Plan de Gestión del Lobo en Castilla y León. 
De esta forma, el Tribunal Supremo está recalcando que las administraciones tienen que cumplir los procedimientos legales. 

LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN, VERGÜENZA MEDIOAMBIENTAL. 

Como recuerda ASCEL, UNA ESPECIE PROTEGIDA, NO PUEDE SER CAZADA. Y el lobo es una especie protegida. 
Así, el Plan de Gestión de la Junta está anulado y también está suspendido el Plan de Aprovechamiento Cinegético del Lobo en espera de sentencia. Por tanto, la situación de la Junta de Castilla y León en materia medioambiental es vergonzosa, especialmente en lo referente al lobo ibérico. 
Constantes sentencias han anulados los cupos de caza del lobo en Castilla y León: los de 2010/2011, los de 2011/2012, el Plan de Gestión 2016, los Aprovechamientos Comarcales (caza de lobo) de 2015/2016, y la suspensión cautelar de los Aprovechamientos Comarcales 2016/2019. 

REACCIONES ANTI-LOBO DESDE LA POLÍTICA MÁS RANCIA

En el periódico asturiano La Nueva España, dice el titular que el secretario del PP de Asturias "carga contra el ecologismo radical que acorrala a los ganaderos". Dice que "El lobo no puede ser especie protegida y tiene que ser catalogado como un peligro para la ganadería extensiva y para los ganaderos". Habla de que haya un cambio de leyes para evitar sentencias del Supremo como la que ha tumbado el Plan de Gestión de Castilla y León dando la razón a ASCEL. Y continúa el antilobo del PP: "Ya está bien de mirar para el lobo y dejar de lado a las personas. Hay que cambiar la ley para acabar con la lacra del lobo". 
¿Pretende blindar la ley para que se beneficie la industria cárnica por encima de la conservación de la naturaleza y las especies salvajes? Vaya mafia. ¿Ecologismo radical que acorrala a los ganaderos? Los ganaderos se acorralan ellos solos con su incultura y su radicalismo anti-lobo, desde el momento en el que no quieren aceptar que tienen la obligación de coexistir con el medio del cuál son usufructuarios y que toman prestado. 
Así que también somos libres de opinión y desde aquí creemos que hay que acabar con la lacra del político y del ganadero anti-lobo, que son un peligro para el lobo y para la biodiversidad. Ya hemos hablado mil veces sobre cómo el ganadero puede coexistir con el lobo. Pero contra la incultura y la obcecación no podemos hacer mucho. 




lunes, 3 de diciembre de 2018

UN CAZADOR ASESINA A UNA LOBA FAMOSA RADIOMARCADA DE YELLOWSTONE


LA LOBA SPITFIRE CORRE LA MISMA SUERTE QUE SU MADRE. ASESINADA POR UN CAZADOR DE TROFEOS. 

Un cazador de trofeos asesina a una amada loba de Yellowstone, que era ya un icono del Parque Nacional... Esta loba era llamada Spitfire, la Hembra Negra, 926F para la ciencia. Descendía directamente de los Druidas, el primer grupo de lobos de la reintroducción de Yellowstone de 1996; tenía una genética de la más valorada, y siete años de vida y experiencias. Era la favorita de los visitantes de Yellowstone por lo que su muerte está siendo llorada por muchos, ante la burla repugnante del cazador. 

Premonitoriamente, su madre sufrió el mismo destino casi en la misma fecha, en el año 2012. Ella también era un icono. No en vano era conocida como la loba más famosa del mundo. Tras disolverse la famosa manada de los Druidas en 2010, Spitfire formó la manada del Cañón Lamar en ese mismo territorio. En ese momento lo componían la pareja alfa del grupo que se conocía como Lava Creek y un macho subordinado hermano del líder. La loba fue muy conocida por los investigadores. No solía aventurarse fuera de los límites del Parque Nacional. 
El problema de esta zona es que está rodeada de tierras de ganado con rancheros ávidos de dar tiros a cualquier lobo que vean. Además, los cazadores han matado muchos lobos famosos y equipados con radiocollares GPS carísimos. Similar a lo que sucedió con el lobo Marley en España y con otra loba posteriormente asesinada que también estaba equipada de un collar transmisor.

Fue a primeros de diciembre de 2012 cuando esta famosísima y queridísima loba de Yellowstone se aventuró fuera de los límites del área protegida y se convirtió nada menos que en la octava víctima mortal lupina de los cazadores de trofeos. Seguramente su cabeza adorne algún salón, mostrando la dentadura con gesto amenazador o su piel inerte cubra algún sofá de una casa lujosa. 
Su hija, Spitfire, pasó a convertirse en la alpha y lo fue hasta la semana pasada. La misma fecha aproximadamente en la que murió su madre por la misma causa. Al cruzar los límites del área del Parque Nacional, un cazador de trofeos cercenó su vida para siempre con un disparo letal. 
Aquí podéis verla en la nieve... algo que jamás podrá volver a ser. 


PERSECUCIÓN LETAL DEL LOBO EN USA

Los estados de Wyoming, Montana y Idaho, no hacen nada por proteger a los lobos. Al contrario, premian a los cazadores de trofeos que matan lobos que salen de las zonas protegidas. Montana permite matar 4 lobos en zonas designadas para la caza dentro del Parque Nacional. Fuera del mismo, no hay cuotas siquiera y solo en Montana se mataron en la temporada 2017/2018 la friolera de 255 lobos. 
En Wyoming se permite matar 58 lobos en las áreas que rodean los Parques Nacionales. En el 83% del resto de Wyoming, se pueden matar los lobos que se quiera, de la forma que se quiera, e incluso sin licencia. El lobo es un animal a extinguir como si se tratase de los tiempos en los que los europeos llegaron, colonizaron, arrasaron y exterminaron. 
Idaho aún es peor y prácticamente no tiene límites. Allí se puede exterminar al lobo. 

UNA VISIÓN ECONÓMICA: MATAR LOBOS DESTRUYE EMPLEO Y GANANCIAS DE LOBO VIVO. 

Un estudio de 2016 demostró que los avistamientos de lobos en Yellowstone aumentaron un 45% en los años posteriores a esos en los que no se mató ni un lobo de las manadas de los Parques Nacionales. Esto afecta al turismo de observación de fauna salvaje, que no mata y genera más de mil millones de dólares anuales para esos Estados de Idaho, Montana y Wyoming, generando además miles de empleos. Los observadores de fauna salvaje que acuden para avistar lobos y osos gastaron en 2016 el triple que los cazadores. 

Las investigaciones actuales muestran además que matar lobos ha conllevado en el Parque al efecto negativo en la reproducción de la manada. Ha conllevado la desarmonía y el que los juveniles criaran sin el control que proporciona el grupo organizado. 





miércoles, 21 de noviembre de 2018

LA CIENCIA HABLA. RAZONES POR LAS QUE MATAR LOBOS ES CONTRAPRODUCENTE


EL EXTERMINIO DE PREDADORES. EL EJEMPLO DE USA. 

En USA son asesinados "legalmente" 2.5 millones de carnívoros autóctonos al año. Sólo en un año (2013), la Administración asesinó más de 75.000 coyotes (además de 366 camadas), 320 lobos, 345 pumas, 3.546 zorros y 372 tejones. El número anual de muertes de coyotes por controles ha sido constante desde 1939 (entre 50.000 y 110.000, superando los 70.000 al año desde 1985). También ha matado casi 400 nutrias así como zorros kit y zorros velox. En 1994/95 llegaron a eliminar más del 23% de la población de coyotes de Wyoming. A esto hay que añadir la caza furtiva y los atropellos, con mortalidades que superan todo lo previsible. Se sabe que los atropellos matan al año el 13% de la población de lobos de Wisconsin. 

MATAR LOBOS AUMENTA LOS DAÑOS AL GANADO

Los controles letales de la Administración se hacen para beneficiar a los ganaderos, y a menudo se hacen intensamente y con saña, llegando a la eliminación total a nivel local de una o dos especies por parte del Gobierno. Esto tiene consecuencias negativas en los ecosistemas y la biodiversidad, pudiendo ser también contraproducente para los objetivos que se pretenden. 
El control de lobos en el norte de las Rocosas mató hasta el 25% de su población, lo que provocó el aumento de daños sobre el ganado, según Wielgus y Peebles (2014). Las razones de esto son las siguientes: 
1.- Los territorios vaciados se recolonizan rápidamente por lobos dispersantes. 
2.- La tasa de inmigración de parejas reproductoras en la zona aumenta
3.- Es más probable que los inmigrantes sean dispersantes subadultos, más propensos a depredar sobre ganado. 

Stone documenta, en un proyecto piloto de siete años en Idaho, que el uso de sistemas no letales de prevención como los perros de protección del ganado, redujo la predación de ovejas en más de tres veces en comparación con las zonas donde se usaron controles letales en ese mismo periodo. En las zonas donde implementar prevención plena tiene un costo prohibitivo, se dieron cuenta de que al poner fin a los controles, se redujeron los daños por sí solos porque la estructura social de los lobos se estabilizó. Los estudios sugieren que las poblaciones estables y reguladas de forma natural (autorreguladas) de lobos son lo mejor para reducir la depredación sobre el ganado y a la vez restaurar el papel que cumple el lobo en el ecosistema. 


MATAR LOBOS DESESTABILIZA EL ECOSISTEMA 

Se invitó a científicos de la Administración de los EEUU para estudiar las consecuencias de los controles letales pero rechazaron la oferta. 

Hay 5 razones por las cuales los controles deberían ser sustituidos por medios no letales para resolver el conflicto de la ganadería con la fauna salvaje: 

-Se trastorna la cadena trófica con la consiguiente pérdida de resiliencia de los ecosistemas y biodiversidad. 
-La captura incidental de otras especies que no son objetivo (como nutrias) al usar métodos no selectivos. 
-La reducción de la población de especies valoradas por la sociedad en beneficio de unos pocos interesados. 
-La ineficacia de los controles letales para los objetivos que supuestamente buscan (reducir daños al ganado y mejorar las poblaciones cinegéticas)
-Consideraciones éticas. 

La pérdida de predadores apicales impulsa la desestabilización y el colapso de ecosistemas. El biólogo Aldo Leopold fue de los primeros que dijo, en los años 40 del s.XX, que los predadores tienen un papel fundamental para controlar las especies presa, evitando así que estas agotaran sus propios recursos. Cita la irrupción de ciervo Kaibab (Odocoileus hemionus) de principios del s.XX tras ser esquilmada la población de depredadores. Hoy sabemos que tenía razón. 
El mal estado de las praderas en gran parte del oeste de EEUU puede ser debido en parte a ungulados donde sus depredadores han sido esquilmados. Sabemos que la restauración de la cadena trófica por los lobos ha sido capaz de devolver el equilibrio a ecosistemas destruidos. En algunos ecosistemas, un depredador apical (como el lobo) controla la población de mesopredadores (como el coyote), y de esta forma los carnívoros más pequeños (como mustélidos) pueden mejorar sus poblaciones. La eliminación del depredador apical, a la inversa, hace que aumente desmesuradamente la población del mesopredador, afectando a la población del depredador más pequeño. Esto conlleva, por ejemplo, un aumento de roedores. 
En el este de Norteamérica, al eliminar al lobo, aumentó la incidencia de la enfermedad de Lyme (por garrapatas) en humanos. Incluso matar lobos hace que aumenten los coyotes y finalmente se desplazan los daños de bovino a ovino además de aumentar la mortalidad de crías de berrendo ya que los coyotes cambian de conducta al no tener lobos que les controlen. 

Un metaanálisis de eliminación de predadores encontró que las poblaciones de sus presas disminuyeron, lo que da cuenta de las múltiples vías indirectas de cómo puede ser alterada la compleja armonía de la cadena trófica con resultados imprevisibles. 







domingo, 11 de noviembre de 2018

LA CIENCIA HABLA. MATAR LOBOS AUMENTA LOS DAÑOS EN EXPLOTACIONES CERCANAS



MATAR LOBOS PARA EVITAR DAÑOS PERJUDICA EN LAS EXPLOTACIONES CERCANAS 

Un estudio realizado en Michigan en el que evaluaron dos tipos de intervención sobre la interacción de los lobos con el ganado desde los años 80 hasta el 2014: una era los controles selectivos donde había habido daños y otra el asesoramiento a los ganaderos y el uso fortuito de métodos no letales. 
Los controles letales se asociaron a un riesgo insignificantemente menor de recurrencia de depredación que se compensaba con incremento de la depredación a una distancia de 5 kms. 
Los resultados dicen que los controles letales después de los daños al ganado no fueron eficaces para reducir el riesgo futuro de recurrencia de ataques en la zona. Si las explotaciones vecinas sufren efectos secundarios de los controles letales, pueden percibir que el problema crece y demandar intervenciones más letales en lugar de detectar que el problema se extiende desde el punto donde se matan los lobos. 
Abundancia del lobo en Michigan, daños verificados y controles letales. 

Evaluaron si los controles letales tras los daños entre 1998 y 2014 disminuían el riesgo de depredación en ganado más que si no se hacían controles y encontraron que el retraso en la recurrencia de los daños no estaba relacionado con los lobos que se mataban de ninguna forma. Matar lobos ni acortó ni alargó el tiempo en el que se producían daños de nuevo. Encontraron que una pequeña reducción estadísticamente insignificante en el riesgo de depredación fue compensada por un aumento similar en el riesgo de depredación en otras explotaciones cercanas. Así, concluyeron que los controles letales no tuvieron el efecto deseado en reducir los daños al ganado. El riesgo de daños aumentó durante los 17 años que abarca el estudio un 9% en la explotación afectada y un 14% en las explotaciones vecinas en comparación a no haber controles. 
Hay variables que pueden producir cambios en los índices de depredación como son cambios en la densidad de lobos, la proporción de pastos, densidad de presas, vegetación, tamaño de la explotación, existencia de caminos, etc. Descubrieron que los grupos más pequeños estaban más implicados en daños al ganado que los grupos grandes, más capaces de capturar presas salvajes. Por eso la noción de que un grupo más grande o mayor densidad de lobos a nivel local da lugar a más depredación es incierta y, por el contrario, una población recolonizadora con dispersantes que ocupan un territorio vacío debido a la eliminación de lobos mediante controles o matanza incide más en el ganado que una población de lobos estable. 

Un dato que apuntan los autores es que los asesinatos furtivos de lobos aumentaron a partir del 2003, cuando se permitieron los controles letales por parte de la Administración en Michigan y Wisconsin.  
Infieren de su estudio que la percepción de que los controles letales son efectivos no proviene de los mismos controles sino de los ganaderos que sí usan métodos preventivos, mientras que las explotaciones vecinas reportan aumento de daños. 
Como conclusión, además de los graves problemas éticos de los controles letales, su falta de efectividad aboga a que sean sustituidos por medidas no letales eficaces. Además, apuntan en el estudio que en el estado de Michigan hay una fuerte evidencia científica de la efectividad de al menos dos métodos: los perros protectores y los fladrys (pinchar aquí)

Estudios sobre el efecto del uso de Fladrys y perros protectores en Michigan: 







WASHINGTON. ¿NO HAY LUGAR DONDE EL LOBO PUEDA VIVIR EN PAZ?

Os dejo últimas noticias de EEUU pero que muy bien podrían trasladarse a lo que sucede en España

Esta película de la organización "Predator Defense" muestra cómo los ganaderos y los intereses políticos están masacrando la exigua población de lobos de Washington. Desde que la protección federal del lobo se retiró en 2011, se han asesinado lobos sin parar. Se trata de venganza contra los lobos, una matanza no respaldada por la ciencia. ¿No hay un lugar donde los lobos puedan vivir en paz?. 


El Estado de Washington tiene más de un millón de vacas pero apenas 90 o 100 lobos, que viven en unas tierras prístinas, vírgenes, de bosques. Con el pretexto de proteger el ganado, la Administración del Estado inició una matanza de lobos en 2016. Al desmembrar los grupos, los lobos han aumentado su incidencia sobre el ganado

En el cortometraje hablan de cómo UN SOLO ganadero irresponsable (llamado Lee McIrvin, del rancho Diamond M) que se negó a firmar un acuerdo de prevención de daños estatal, es el que exige las matanzas de lobos. Además abordan el hecho de que los ganaderos destruyan esas tierras públicas con el pastoreo excesivo del ganado, mientras los contribuyentes ayudan a financiar la matanza. Para colmo, algunos grupos "potentes" supuestamente conservacionistas se convirtieron en cómplices por intereses, evitando hablar contra las matanzas o apoyándolas. 

Este mismo ganadero es el que acumula el 90% de todos los daños del Estado (por su negligencia en el manejo de su ganado) y es el responsable de que hayan sido eliminados ya cuatro de cinco grupos de lobos. Y ahora es el responsable de que se masacre por tercer año consecutivo al grupo conocido como Profanity. En 2016, este ganadero concentró su ganado en la zona donde estaban los lobos con para que estos provocasen daños, y así exigió ayudas. Esto derivó en una matanza en la que se utilizó incluso un helicóptero desde el cuál se asesinó a la loba reproductora. Al final esquilmaron al grupo matando a seis ejemplares. Este ganadero es poderoso y políticamente conectado, y Donny Martorello, responsable estatal de las políticas del lobo, le apoya y exalta sus virtudes. Por eso han pedido que sea apartado del puesto de gestión del lobo. 

Robert Wielgus, que estudia a los lobos de Washington desde la Universidad Estatal, dijo que los demás ganaderos no sufren daños y que los camiones madereros, los incendios y los rayos matan más ganado que los lobos. 
Evidentemente, como he dicho muchas veces, esto lo único que hace es CRONIFICAR el problema puesto que los lobos REGRESAN a través de dispersantes de otras zonas, pero en vez de haber sido "educados" por mastines como método preventivo, estos lobos probarán con el ganado desprotegido. (Ver en "Cómo proteger el ganado con perros", Tundra Ediciones). 

"La información de esta película es muy perturbadora. He visto cómo el entusiasmo y la esperanza de restablecer el orden ecológico gracias a los lobos ha sido pervertido por mentiras e ignorancia, y a menudo por las organizaciones que estaban designadas a la conservación de la vida salvaje en lo que es otra guerra contra los lobos. ¿Por qué un ganadero puede tener más opinión sobre lo que pasa en tierras públicas que son de todos, que el resto de los 325 millones de personas de EEUU o los 7 millones de Washington? ¿Gestionamos ecosistemas completos para el negocio de una persona? Es un crimen ecológico y ni siquiera tiene sentido económicamente. ¡Los ciudadanos de Washington han pagado más para eliminar los lobos de lo que valía toda la producción de terneros de este ganadero!" 
Efectivamente, se han gastado 135.000 dólares públicos en asesinar siete lobos. Las arcas del Estado, en cambio, reciben menos de 8 dólares por novillo por derechos de pastoreo. Desde el punto de vista económico, para compensar el gasto de la matanza aérea de los lobos por exigencia de este ganadero, tendrían que haberle cobrado derechos de pastoreo de 17.000 vacas. El Gobierno malgasta el dinero público para matar los lobos de todos en las tierras de todos para contentar a los ganaderos.  

Stephen Capra habla de que avanzamos hacia la sexta gran extinción de la vida salvaje y estas acciones son una locura. Dice que esta película delata que hay un verdadero villano que son las organizaciones disfrazas de conservacionistas y que están apoyando a la Administración pública en los controles o matanzas de lobos, perpetuando el mito del lobo y también su matanza. No necesitamos gestión de vida salvaje sino gestión de actividades humanas, que anteponen el bienestar y la comodidad de la industria ganadera contra la supervivencia de nuestra biodiversidad.