lunes, 8 de diciembre de 2014

CONSERVACIÓN DEL LOBO ¿ESTRICTA O CON CONTROLES?


Se habla mucho, sin saber, o con un conocimiento sesgado, o con ideas desactualizadas, de que en la Península Ibérica existe una población de lobos suficiente e incluso numerosa. Se habla de 2000 o 2500 ejemplares... en un "quién da más" en el que parece que es "aproximado" hablar de unos cientos más o unos cientos menos. En definitiva, no tenemos ni idea de la población de lobos que tenemos. No obstante, lo más importante, y grave, es que no conocemos sus afecciones. Ni en qué proporción la población de lobos decrece. Porque, lo que sí sabemos, es que la población general decrece. Y no puede ser de otra manera cuando caen muertos cientos de ejemplares anualmente  a manos humanas (furtivismo, venenos, matanzas aprobadas por la Administración, atropellos, etc) además de los que ya de por sí mueren de forma natural en una especie que cuenta con mecanismos filogenéticos para autocontrolar su población.
¿Cómo está la población de lobos? ¿Nos podemos permitir la pérdida de ejemplares?
La población de lobos de la Península Ibérica, afortunadamente, aumentó considerablemente desde los años 70, cuando estuvo al borde de la extinción, hasta la actualidad. Pero la población actual de lobos proviene de aquellos pocos supervivientes que quedaron de las inmensas masacres llevadas a cabo. Si bien su variabilidad genética parece ser moderada-alta, el tamaño de la población es inferior al mínimo viable a largo plazo. En un estudio de marcadores moleculares realizado por la UAB y la UPF-CSIC se descubrió que el censo genético es mucho menor que el censo demográfico y esto lo voy a explicar.
En los años 70, cuando la población de lobos estuvo en situación dramática, vivió un cuello de botella genético. ¿Qué es un cuello de botella?  Por un descenso drástico de la población de la especie, se produce una pérdida en la variabilidad genética. Esto lleva a consanguinidad y, por tanto, a una merma en las capacidades de adaptación de la especie a nuevos cambios ambientales.

Batida de lobos en la provincia de Ávila en los años 40. 

En la población de lobos ibéricos se ha observado parámetros reducidos de diversidad genética. La población efectiva, según este estudio de marcadores genéticos, se estima en tan sólo 50 ejemplares. 

¿Qué es "población efectiva"?. La población efectiva está compuesta básicamente por los individuos que tienen proyección biológica: los reproductores. No toda la población es "población efectiva". En los lobos, la mayoría no son reproductores y muchos individuos no llegarán nunca a reproducirse. Y esos reproductores ¿representan una gran variabilidad genética o solamente una pequeña fracción de la variabilidad genética de la especie?.  Pues representan, en este caso, una pequeña fracción hasta el punto de que se puede considerar que la población efectiva de lobos es, como digo, de 50 individuos. Así, la variabilidad genética se está perdiendo, por tanto, al mismo ritmo que se pierde la población real. Lo que significa que cada lobo que muere es una joya genética que se pierde para la especie.
Como, según la ciencia, el tamaño de la población efectiva es alrededor del 11% del tamaño de la población real censada, si las Administraciones suponen que hay 2000 lobos, la población efectiva teórica sería de unos 220 ejemplares. Pero, dado que el estudio genético determina que la población efectiva está en torno a los 50 individuos, parece que la población de lobos en los años 70 debió sufrir un declive mucho mayor de lo que se cree o que se está sobreestimando la población real de lobos actual. Para evitar la endogamia a largo plazo se necesita una población efectiva de al menos 500 individuos. Con menos población efectiva, la población se encuentra, en realidad, en peligro de extinción.
Dicho todo esto, parece evidente que las matanzas llevadas a cabo por las distintas administraciones y los cupos de caza propuestos son una auténtica aberración desde el punto de vista científico, genético, ecológico y de la conservación de la especie además de desde el punto de vista ético e incluso legal (Directiva de Hábitats).

¿Quiénes somos para decidir cuántos lobos debe haber y dónde?
Antaño hubo lobos ocupando todo el territorio nacional. La implacable persecución en busca de su exterminio consiguió hacer desaparecer la especie en la inmensa mayoría de la Península Ibérica. Hoy se da por hecho, en las regiones donde desapareció, que son zonas "sin lobo" e incluso se afirma que "nunca los hubo". 
Este lobo fue asesinado en Doñana en 1951. Fue el último lobo.  

La ganadería, que es el sector problemático en este conflicto, se acomodó a la falta de predadores naturales de tal manera que los sectores de esta actividad económica se niegan a la posibilidad del regreso del cánido. No obstante, como está demostrado en los lugares donde la ganadería tradicional coexiste con el lobo tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, tal coexistencia es perfectamente posible y viable. Sólo se necesita que el sector ganadero se implique y acepte las condiciones del medio natural del que son usufructuarios y se procure los medios preventivos que sean convenientes y que son absolutamente efectivos como también está totalmente demostrado. El problema es que no existe, en el sector económico de la ganadería, voluntad para este cambio (mayor incomodidad, mayor gasto teórico...).
Mastines ganaderos en los lagos de Saliencia, en la cordillera cantábrica. Años 40

Basándose en el hecho de que su actividad económica se ha acomodado a la falta de lobos, que de hecho es una especie de nuestra biodiversidad (la de todos, quiero decir), los ganaderos de ciertas zonas, de forma egoísta y unilateral, presionan a las administraciones para eliminar a todos los lobos que allí lleguen. Lobos que, podríamos decir, son de todos. Deciden en qué sierras o lugares puede o no haber lobos. Pero el lobo, si llega a un lugar, es porque en ese lugar existen condiciones ecológicas para su supervivencia (es decir, no tenemos que decidir por ellos en ese sentido), y no sólo es viable desde el punto de vista ecológico sino que, como en todas partes, cumple un papel insustituible. Y el lobo siempre es viable socioeconómicamente si se tiene voluntad para ello y se toman las medidas profesionales que hay que tomar. Por tanto, la ganadería, como actividad económica de unos pocos, debería adaptarse, con los medios preventivos adecuados, a las condiciones del medio (en este caso, a la coexistencia con el lobo). No se puede decidir contra la existencia de una especie para favorecer la comodidad de un sector económico privado.

¿Es necesaria la caza para regular poblaciones de fauna salvaje?
Las especies que son "predadores tope" o "superpredadores" tienen un papel importantísimo para regular las poblaciones de las especies presa y de sus competidores, pero no sólo a través de eliminar los ejemplares menos válidos sino también a través de la influencia sobre la conducta de sus presas, algo que se ha conformado a lo largo de la filogenia y que es un papel que el cazador humano no puede cumplir. El cazador humano tampoco es capaz de determinar qué ejemplares son los menos válidos para la especie (enfermos, débiles...) excepto en casos evidentes.

Además, los grandes predadores, dado que no tienen especies que regulen sus poblaciones de forma natural, ya cuentan de por sí con mecanismos filogenéticos para autorregularse. Por tanto, las poblaciones de lobos nunca pueden llegar a "desmadrarse". Muchos cachorros mueren, los jóvenes se dispersan y la mayoría también acaba muriendo, su comportamiento territorial hace que no permitan la existencia de un número mayor de individuos del que ecológicamente el medio natural puede soportar... Tampoco  se "desmadran", en realidad, las especies presa cuando tienen predadores que las regulen. Por poner un ejemplo muy representativo de la Península Ibérica, los conejos, que cuentan con altas tasas de reproducción, tienen múltiples predadores terrestres y alados: todos los mustélidos, cánidos, félidos, herpéstidos, vivérridos, diferentes rapaces... Por lo que la caza por parte de humanos no es necesaria y, de hecho, resulta negativa para la especie en cuestión y para sus depredadores.
En el caso del lobo, por tanto, no sólo no necesitan de la mano humana para regular sus poblaciones, sino que la intervención humana lo que hace es reducir el número de ejemplares por debajo de lo que la especie necesita en el medio. A esto se debe sumar el hecho mencionado de que los cazadores humanos carecen de la capacidad de determinar qué ejemplares son los más válidos para la especie. Y, no olvidemos lo más grave: cada lobo muerto supone un paso más hacia el desastre genético de la población.

David Nieto Maceín


Referencia interesante:
"Signatures of demographic bottlenecks in European wolf populations". Natalia Sastre, Carles Vilà, María Salinas, Vladimir V. Bologov, Vicente Urios, Armand Sánchez, Olga Francino y Oscar Ramírez.  Conservation Genetics, 12 (2011): 701-712.

Frankham R, Ballou JD, Briscoe DA. 2009. Introduction to Conservation Genetics. ed. Cambridge University Press.

miércoles, 22 de octubre de 2014

ÚLTIMA HORA... EL PRINCIPADO ATACA DE NUEVO

EL PRINCIPADO DE ASTURIAS A TRAVÉS DE SUS MATARIFES VESTIDOS DE GUARDAS, ACABA DE EJECUTAR DE NUEVO CACHORROS DE LOBO; HAN SIDO DOS HERMANOS, MACHO Y HEMBRA, EN NAVIA. ESTAS BATIDAS FORMAN PARTE DE LA ABERRACIÓN DEL ATENTADO CONTRA NUESTRA BIODIVERSIDAD Y NUESTRA FAUNA QUE ESTÁN LLEVANDO A CABO DESDE HACE AÑOS A TRAVÉS DE MATANZAS SIN NINGÚN RIGOR CIENTÍFICO.

sábado, 11 de octubre de 2014

LOS CACHORROS EXPOLIADOS 2ª PARTE. ÉTICA

El 23 de junio publicaba una entrada sobre los cachorros que fueron EXPOLIADOS en el Concejo de Ponga, en Asturias, tras matar a uno de sus progenitores, ejecución que fue llevada a cabo por los propios guardas del Principado. Pinchando aquí podéis leer la entrada así que no me voy a extender. El periódico La Nueva España dedicaba ayer una página entera a la llegada de los dos cachorros al cercado de Belmonte. 
Desde luego que los cachorros ya no tienen solución. Fueron arrancados de la naturaleza, privados para siempre de su libertad y del saborear la vida salvaje para la que habían nacido y cuyo derecho habían heredado de todos sus antepasados salvajes desde que los lobos existen, y ya no tienen ninguna alternativa posible para volver a ese estado. Pero esto no quita que la ética brille por su ausencia cuando la alcaldesa de Belmonte afirma que desea que "el cercado sirva para dinamizar la zona" además de añadir que espera que se pueda explotar el Concejo con turismo activo. Los habitantes de Belmonte ya sabemos que son críticos con la presencia de lobo pero no le hacen ascos a sacarle provecho económico al lobo a través de un aula que en realidad debería ser dedicada a la sensibilización y la educación ambiental y no a la búsqueda de "la pela" a coste de lo que sea. Un aula de sensibilización no sólo no necesita lobos sino que no debería tener lobos cautivos pero muchísimo menos dos cachorros que han sido expoliados por el mismo Gobierno regional que tiene mano en dicho aula. Por cierto, que por ahí está el guarda que disparó y asesinó al progenitor de los cachorros... Ahora juega con ellos. Dantesco. 










viernes, 22 de agosto de 2014

LOBOS Y ALCES VIDEOTRAMPEADOS EN SUECIA

Una cámara trampa colocada en Suecia captura un vídeo excepcional y sorprendente:


sábado, 5 de julio de 2014

UN LOBO QUE SALE DE UN CERCADO ELECTRIFICADO


Este vídeo fue fimado en Suecia el otro día con un móvil a las 8.30 de la mañana. Un lobo había entrado en una finca vallada supuestamente a prueba de lobos y había matado dos ovejas y cuatro corderos, además de herido a otros seis animales que fueron posteriormente sacrificados. No se sabe cómo entró en el cercado, que aunque es una red convencional de ovejas tiene un alambre electrificado arriba y otro abajo. Aunque es un sistema aprobado para rechazar predadores, queda demostrado que no es 100% eficaz si bien esto ha sido una excepción que no se había dado antes.
Sí se sabe cómo salió del recinto, pues fue filmado. En el vídeo se ve cómo, el lobo, intenta huir desesperadamente al ver a la persona que graba. Lo intenta por un punto de la valla y choca contra ella, posiblemente sufriendo calambrazo. Corre a lo largo de la valla y lo que hace es morder un alambre de la misma y tirar de él, abriendo un boquete por el que inmediatamente pasa de un salto, no sé si recibiendo calambrazo o no (por el movimiento que se le ve hacer). 




Parece que el cercado tiene diferentes corrales, por lo que creen que tuvo que entrar de la misma forma que salió porque, de lo contrario, tendría que haber pasado por varios corrales. En la zona hay dos grupos de lobos que habitualmente predan sobre ovejas que pastan solas y sin protección. 
Dejo otro vídeo, que ya publiqué en su día, sobre vallas más efectivas que estuvimos colocando en Suecia para proteger las ovejas del ataque de lobos, con la organización sueca para los predadores.





SUECIA. CUATRO ESPERANZAS DESVANECIDAS

Me gustaría que releyéseis la entrada "Cinco lobitos tiene la loba", en la que contaba que habían nacido -estamos en Suecia- cinco cachorros de una pareja de lobos inmigrantes de Finlandia, lo que era una noticia extraordinaria por lo que significa para la viabilidad genética de la población de lobos de Suecia. Una pareja de lobos que, contra todo pronóstico, sobrevivió a los filtros escopeteros de los criadores de renos del norte y consiguió asentarse y reproducirse en Suecia. Realmente, se establecieron en una zona peligrosa por cuanto entraba dentro de la zona de influencia de la industria de la carne de reno, así que fueron capturados y liberados en un parque nacional previamente radiomarcados. Contra todo pronóstico (no suele pasar nunca), estos lobos vieron un paraíso en este lugar y decidieron permanecer en él y asentarse, criando seguidamente. Dado que la pareja estaba radiomarcada, se la localizó y se descubrió la camada, que fue filmada.

Os contaba hace poco que los cachorros ya se han hecho jóvenes subadultos y que se han dispersado. Los excrementos de uno de ellos han sido identificados genéticamente a cierta distancia del territorio natal. Pero todas las ilusiones de que estos lobos pudieran aportar su nueva sangre para salvar a los lobos de Suecia se está esfumando a pasos agigantados. 
En el municipio de Vågå se dio permiso para lo que se llama eufemísticamente "caza protectiva", cayendo de esta forma el 15 de mayo una joven loba. Los análisis genéticos han confirmado que era uno de los cachorros nacidos de esa pareja inmigrante tan valiosa. 
El 10 de mayo fue matado un hermano de camada en la zona de cría de renos de Tåssåsens y a principios de junio cayó otro más que por lo visto había encontrado gusto por las ovejas. 
Un cachorro ya había desaparecido durante el invierno según se corroboró por el rastreo en nieve... 
Por tanto, parece que sólo un subadulto producto de esta pareja tan valiosa sobrevive, quizás... y bajo amenaza de muerte. Las otras cuatro esperanzas han muerto ya. 
Ese es el cuidado que se pone. 


lunes, 23 de junio de 2014

LOS LOBEZNOS VILMENTE EXPOLIADOS IRÁN A LA CASA DEL LOBO.


El Principado de Asturias sigue erre que erre luchando CONTRA su biodiversidad a la vez que utiliza eufemísticamente el término "paraíso natural" en sus campañas publicitarias para atraer el turismo, que le gustaría fuera lo más masivo posible. En esta ocasión se trata de los cachorros que el Principado EXPOLIÓ furtivamente en el Concejo de Ponga, matando a un adulto, no sé si era la madre o no porque, si hay algo que caracteriza al Principado en cuestiones medioambientales, es la FALTA ABSOLUTA DE TRANSPARENCIA Y LA CLANDESTINIDAD MÁS OSCURA. La historia aún no ha terminado. Después de capturar a estos dos cachorros de pocos días de vida, se disponen a llevarlos a la Casa del Lobo de Belmonte de Miranda, cuya construcción se inició en 2010 con una inversión impresionante de 1,3 millones de euros (vergonzoso, pues para construir un verdadero centro de interpretación/sensibilización se podría no gastar prácticamente nada, aunque ya sabemos todos que algunos habrán puesto el cazo), si bien tardaron un año más de lo previsto en terminarla. Concluida finalmente en octubre de 2011, nunca fue abierta por incompetencia y dejadez, y ahora mismo está en un estado de abandono deplorable. Los locales quieren que se abra pensando en puestos de trabajo y en el turismo que pueda atraer (si en algunos pueblos de este país de ignorantes, la gente prefiere ser envenenada con uranio a renunciar a los puestos de trabajo cancerígenos que un cementerio nuclear pueda generar... qué podemos esperar de la llegada de dos pobres lobeznos para atraer el turismo... ¡ay, el turismo!... el daño que ha hecho, hace y hará... y que parece que en España nadie sabe vivir ya de otra cosa... nos hemos vuelto parias, ruines plebeyos de lo que sea). 
Pues eso: empleo y turismo... pero no piensan jamás en lo esencial de un centro de interpretación: la información y sensibilización sobre, en este caso, el lobo. En Belmonte se sigue persiguiendo al lobo como en toda Asturias. Muchos de los que piden que se abra el Centro odian al lobo (sin motivo... sólo por transmisión cultural, como la mayoría, o por cobardes, es decir, por miedo a lo desconocido). El Principado persigue al lobo de forma implacable buscando su exterminio y, de hecho, tiene gran parte de Asturias catalogada como "libre de lobos", lo que va en contra de las leyes europeas, que el Principado se salta a la torera PERSISTENTEMENTE. 
El Principado quiere utilizar la Casa del Lobo, que debería haber sido construida para la SENSIBILIZACIÓN, para meter los dos cachorros que ha EXPOLIADO DE FORMA ILEGAL (por mucho que lo hayan hecho desde el Gobierno de Asturias, lo han hecho CONTRA LAS NORMATIVAS EUROPEAS, que deberían protegernos de estos atentados en los países incultos y traidores como el nuestro) y así atraer al turismo. El pueblo quiere esos dos cachorros VILMENTE EXPOLIADOS por si acaso cae algún puesto de trabajo. Me parece mísero y vomitivo. 
Ese es mi punto de vista de toda esta desgracia asquerosa y aquí está la noticia: