lunes, 6 de abril de 2015

LA AVENTURA DE UNA LOBA EN HOLANDA TRAS UN SIGLO DE AUSENCIA



Hace un siglo que no llegaba el lobo a Holanda. Hace no mucho tiempo os escribía dos entradas al respecto puesto que había aparecido una loba atropellada en el país. 
Al principio, lógicamente, se creyó que era una loba llegada a Holanda de forma natural pero la necropsia y la investigación que se llevó a cabo determinaron que había sido matada en los Cárpatos y había sido transportada, misteriosamente, previamente congelada, en un coche, por inmigrantes polacos, hasta el país. Parecía todo una extraña broma o que el cuerpo de la loba iba a ser vendido. El caso es que, finalmente, no había habido llegada de lobo a los Países Bajos. 
Pero, en esta ocasión, sí ha aparecido una loba dispersante en Holanda, por primera vez en un siglo. 
Fue un conductor quien la vio desde su coche al borde de la carretera en Sleen, Emmen. Días antes se la había detectado en Meppen, en la frontera, dirigiéndose hacia Holanda. 
El primer encuentro fue una sorpresa mayúscula para todos. Aquí un vídeo de la noticia y las primeras fotos... Además, hubo alguna baja en ganado ovino... de ese que está panchamente sin vigilancia alguna. 
En este caso, la loba proviene de una zona militar alemana y estaba bastante habituada a los vehículos, por lo que durante su corta estancia de inspección por Holanda se acercó a zonas pobladas, atravesó calles de pueblos, se la dejó ver tranquilamente en la carretera en pleno día y se acercó a los coches.


Si alguien se apeaba del vehículo, huía, pero se acercaba a curiosear los vehículos tan sólo con precaución. 
En el vídeo, corre por las calles de un pueblo más al norte, Hoogezand, cerca de Groningen, donde luego apareció "a la deriva" por una zona industrial: 
Después de su loca aventura, regresó a Alemania. Holanda es un país densamente poblado que no ha debido resultar muy agradable. Desde Alemania me llegan algunos vídeos de lobos con algún tipo de habituación, como estos que se encontró el día 26 de marzo un agricultor de Uelzen. 
De los peligros y problemas de la habituación hablo en el libro “Lo que el lobo sabe. Ecoetología y conservación del lobo”, publicado por Tundra Ediciones. 
Como veis, algunas veces resulta imposible que los lobos recuperen antiguos territorios donde antaño camparon. 


LOBOS DE LESSINIA.


El lobo desapareció de la meseta de los Dolomitas, en Italia, hace más de cien años. En 2011 reapareció con la llegada de una joven dispersante, seguida al año siguiente de Slavc, el lobo que fue conocido porque, radiomarcado en 2011, había sido capaz de superar obstáculos antrópicos de forma milagrosa para llegar desde Eslovenia en un increíble viaje de más de mil kilómetros a través de los Alpes. Aquí conoció a Julieta y se instalaron, formando un primer grupo reproductor que ha dado nacimiento a dos camadas. 

Este año se espera la dispersión de los primeros y una tercera camada. El grupo está formado por entre cinco y ocho lobos pues, como sabemos, la mayoría de los cachorros y jóvenes acaban muriendo, por diferentes circunstancias, antes de completar su ciclo biológico.



En 2014 este grupo ha ocasionado algunos daños a ganaderos sin medios preventivos, provocando más de 50 bajas en ganado. Para compatibilizar esto, trabaja el grupo Lobo Alpes para la Conservación (Conservaziones Life Wolf Alps), que desarrolla su labor en regiones alpinas loberas. Se están adoptando medidas preventivas, como el uso de perros protectores, cercas eléctricas, pastores y gestión del ganado noche/día, medidas que ya se están adoptando en zonas como Tentrino, donde se espera pronto el regreso del lobo, algo que es perfectamente compatible con la ganadería si se toman las medidas oportunas. Cada grupo de lobos está ocupando un área de unos 200 y hasta 300 kilómetros cuadrados, y cada grupo se compone de 4 o 5 individuos. Como dicen desde el proyecto, la idea manida de que los bosques están “repletos de lobos” es una extraña fantasía. 

domingo, 5 de abril de 2015

SUECIA. LOS VALIOSOS LOBOS DEL BOSQUE DE TIVEDEN. NOTICIAS AGRIDULCES

Buenas y malas noticias tengo desde el bosque de los lobos en Tiveden, Suecia. Los cachorros nacidos la primavera de 2014 están aún vivos. Estos cachorros son considerados como muy importantes para la diversidad genética de la población de lobos sueca porque su madre es una inmigrante de la población fineso-rusa. Llegó durante el invierno de 2013 con un macho también inmigrante. La pareja se estableció en un territorio aquél invierno, concretamente en Tornedalen, una zona de cría de renos. La Agencia de Medio Ambiente decidió capturar a los lobos y enviarlos más al sur, a los bosques de Tiveden. Decisiones patéticas que se practican en un país que se las da de moderno en todos los sentidos incluyendo el medio ambiental pero que continúa con unas políticas rancias basadas en una ignorancia y una xenofobia brutal al lobo en amistad con sectores económicos privados, en este caso el negocio de la carne de los renos dirigido por los sami. Contra todo pronóstico dadas las previas experiencias de lobos traslocados en el país, la pareja se quedó en el bosque de Tiveden y crió en primavera  de 2013 una preciosa camada que pudimos filmar en verano con cinco cachorros. Un vídeo que ya os mostré en su día.

Más adelante, durante el invierno, se rastrearon las huellas de sólo cuatro cachorros (con toda seguridad, uno murió) a la vez que el transmisor que se le había colocado al macho dejó de funcionar. Se pensó que habría sido muerto furtivamente pero posteriormente se le pudo detectar vivo. Después, no se ha tenido más contacto con él y ha sido muy inseguro el que hubieran nacido nuevos cachorros en primavera de 2014. Pero, sorprendentemente, se han encontrado evidencias genéticas que constataron que al menos tres cachorros nacieron de esta pareja en 2014, por lo que a pesar de todo lo que se ha especulado, el macho podría continuar vivo en este momento.
De todos modos, la vida de los jóvenes lobos es muy incierta, como siempre digo. Los cachorros tienen una esperanza de vida baja y los jóvenes que se dispersan mueren en su mayoría. La idea de que los lobos, si no se “controlan” mediante caza, crecen con desmesura, es una idea rancia y desfasada, a favor de los intereses del lobby de la caza y de las Administraciones con ideas y políticas anti-lobo. En este caso, no han necesitado de muerte natural pues, siguiendo el ritmo de las estadísticas, han muerto asesinados por humanos. De los cuatro cachorros supervivientes de la primera camada de 2013 y que visteis tan bonitos de pequeños, no queda ninguno vivo. Una desgracia. En 2014, durante la primavera, seguramente durante el celo de los padres, se dispersaron, dejando el territorio y representando un valor genético incalculable para la endogámica población de lobos del país. Uno murió disparado en la región de Jämtland. Otros dos atravesaron la frontera a Noruega, y allí corrieron idéntica suerte. Todos fueron matados por lo que se llama eufemísticamente “caza protectiva” y que es un sistema patético para no permitir que la población de lobos supere un número ínfimo en Suecia y Noruega en pro de una ganadería anecdótica y no profesional. El cuarto cachorro de 2013 fue ejecutado también en enero de este año 2015 en Ulricehamn. Al traste toda una inversión biológica de un valor incalculable. 

martes, 10 de febrero de 2015

LOBOS CAÍDOS 2014/15 SUECIA-NORUEGA

El otro día alguien publicaba, contento y a modo de ejemplo, el que en Suecia se había prohibido la caza de lobo este año. Pues bien. No es así. Sólo ha sido en alguna región donde no se ha aprobado el cupo de matanza. Nada más. Tengamos en cuenta la postura anti-lupina del gobierno sueco, que ya fue multado por la UE a cuenta de este asunto. Y para más información, os dejo enlaces a mis entradas “Leyes medievales en Suecia, o la UE paraliza la matanza de lobos en Suecia.
uno de los lobos matados en Noruega

Comenzado el nuevo año, es hora de hacer balance. Al menos 100 lobos han muerto en Escandinavia desde el 1/enero/2014 hasta el domingo 8/febrero/2015. La mitad de la población de lobos de Suecia, prácticamente. 52 lobos murieron el año pasado. 37 fueron fusilados y los demás fueron encontrados atropellados o muertos por causas desconocidas. Y en lo que va de este año 2015 ya han caído 48. El viernes pasado se mató el último, con licencia, y fue en Noruega, donde el martes mataron el primer ejemplar del año, una loba, con la excusa de que había aparecido un perro de caza muerto por lobos en la zona. De estos lobos muertos en Suecia/Noruega, uno fue atropellado y otro murió por sarna pero los demás todos por disparo. Quizás haya un lobo más, que haría el 101, encontrado muerto en navidades en un lago. A ver si lo confirma su ADN.
Mayormente, los 18 lobos muertos en Noruega vienen de territorios suecos, como confirman los análisis de ADN. 16 de ellos fueron matados por disparo. Estos son los que se ha confirmado como muertos. Pero no se sabe cuántos lobos han muerto, además de estos. Los lobos suecos dispersantes mantienen vivas las poblaciones de lobo de Noruega. En realidad, las poblaciones de lobos de Suecia y Noruega se pueden valorar en conjunto al igual que las de España y Portugal. Esas poblaciones escandinavas son las más consanguíneas del mundo, como se puede comprender entendiendo que en un año ha palmado la mitad de sus efectivos.

En 2011 Noruega tenía un censo de sólo 28 lobos. En 2014, había sólo dos mas (30). Peter Wabakken, que es investigador de lobos en Noruega, ve sólo una explicación a que la población de lobos de Noruega no haya crecido en cuatro años: la caza furtiva. Al menos la mitad de los lobos muertos en Noruega lo son por la caza ilegal. 
En la imagen, un bebé sentado delante de un lobo que yace sin vida después de ser fusilado. Bonita manera de hacer sensibilización. Asqueroso. 

lunes, 8 de diciembre de 2014

CONSERVACIÓN DEL LOBO ¿ESTRICTA O CON CONTROLES?


Se habla mucho, sin saber, o con un conocimiento sesgado, o con ideas desactualizadas, de que en la Península Ibérica existe una población de lobos suficiente e incluso numerosa. Se habla de 2000 o 2500 ejemplares... en un "quién da más" en el que parece que es "aproximado" hablar de unos cientos más o unos cientos menos. En definitiva, no tenemos ni idea de la población de lobos que tenemos. No obstante, lo más importante, y grave, es que no conocemos sus afecciones. Ni en qué proporción la población de lobos decrece. Porque, lo que sí sabemos, es que la población general decrece. Y no puede ser de otra manera cuando caen muertos cientos de ejemplares anualmente  a manos humanas (furtivismo, venenos, matanzas aprobadas por la Administración, atropellos, etc) además de los que ya de por sí mueren de forma natural en una especie que cuenta con mecanismos filogenéticos para autocontrolar su población.
¿Cómo está la población de lobos? ¿Nos podemos permitir la pérdida de ejemplares?
La población de lobos de la Península Ibérica, afortunadamente, aumentó considerablemente desde los años 70, cuando estuvo al borde de la extinción, hasta la actualidad. Pero la población actual de lobos proviene de aquellos pocos supervivientes que quedaron de las inmensas masacres llevadas a cabo. Si bien su variabilidad genética parece ser moderada-alta, el tamaño de la población es inferior al mínimo viable a largo plazo. En un estudio de marcadores moleculares realizado por la UAB y la UPF-CSIC se descubrió que el censo genético es mucho menor que el censo demográfico y esto lo voy a explicar.
En los años 70, cuando la población de lobos estuvo en situación dramática, vivió un cuello de botella genético. ¿Qué es un cuello de botella?  Por un descenso drástico de la población de la especie, se produce una pérdida en la variabilidad genética. Esto lleva a consanguinidad y, por tanto, a una merma en las capacidades de adaptación de la especie a nuevos cambios ambientales.

Batida de lobos en la provincia de Ávila en los años 40. 

En la población de lobos ibéricos se ha observado parámetros reducidos de diversidad genética. La población efectiva, según este estudio de marcadores genéticos, se estima en tan sólo 50 ejemplares. 

¿Qué es "población efectiva"?. La población efectiva está compuesta básicamente por los individuos que tienen proyección biológica: los reproductores. No toda la población es "población efectiva". En los lobos, la mayoría no son reproductores y muchos individuos no llegarán nunca a reproducirse. Y esos reproductores ¿representan una gran variabilidad genética o solamente una pequeña fracción de la variabilidad genética de la especie?.  Pues representan, en este caso, una pequeña fracción hasta el punto de que se puede considerar que la población efectiva de lobos es, como digo, de 50 individuos. Así, la variabilidad genética se está perdiendo, por tanto, al mismo ritmo que se pierde la población real. Lo que significa que cada lobo que muere es una joya genética que se pierde para la especie.
Como, según la ciencia, el tamaño de la población efectiva es alrededor del 11% del tamaño de la población real censada, si las Administraciones suponen que hay 2000 lobos, la población efectiva teórica sería de unos 220 ejemplares. Pero, dado que el estudio genético determina que la población efectiva está en torno a los 50 individuos, parece que la población de lobos en los años 70 debió sufrir un declive mucho mayor de lo que se cree o que se está sobreestimando la población real de lobos actual. Para evitar la endogamia a largo plazo se necesita una población efectiva de al menos 500 individuos. Con menos población efectiva, la población se encuentra, en realidad, en peligro de extinción.
Dicho todo esto, parece evidente que las matanzas llevadas a cabo por las distintas administraciones y los cupos de caza propuestos son una auténtica aberración desde el punto de vista científico, genético, ecológico y de la conservación de la especie además de desde el punto de vista ético e incluso legal (Directiva de Hábitats).

¿Quiénes somos para decidir cuántos lobos debe haber y dónde?
Antaño hubo lobos ocupando todo el territorio nacional. La implacable persecución en busca de su exterminio consiguió hacer desaparecer la especie en la inmensa mayoría de la Península Ibérica. Hoy se da por hecho, en las regiones donde desapareció, que son zonas "sin lobo" e incluso se afirma que "nunca los hubo". 
Este lobo fue asesinado en Doñana en 1951. Fue el último lobo.  

La ganadería, que es el sector problemático en este conflicto, se acomodó a la falta de predadores naturales de tal manera que los sectores de esta actividad económica se niegan a la posibilidad del regreso del cánido. No obstante, como está demostrado en los lugares donde la ganadería tradicional coexiste con el lobo tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, tal coexistencia es perfectamente posible y viable. Sólo se necesita que el sector ganadero se implique y acepte las condiciones del medio natural del que son usufructuarios y se procure los medios preventivos que sean convenientes y que son absolutamente efectivos como también está totalmente demostrado. El problema es que no existe, en el sector económico de la ganadería, voluntad para este cambio (mayor incomodidad, mayor gasto teórico...).
Mastines ganaderos en los lagos de Saliencia, en la cordillera cantábrica. Años 40

Basándose en el hecho de que su actividad económica se ha acomodado a la falta de lobos, que de hecho es una especie de nuestra biodiversidad (la de todos, quiero decir), los ganaderos de ciertas zonas, de forma egoísta y unilateral, presionan a las administraciones para eliminar a todos los lobos que allí lleguen. Lobos que, podríamos decir, son de todos. Deciden en qué sierras o lugares puede o no haber lobos. Pero el lobo, si llega a un lugar, es porque en ese lugar existen condiciones ecológicas para su supervivencia (es decir, no tenemos que decidir por ellos en ese sentido), y no sólo es viable desde el punto de vista ecológico sino que, como en todas partes, cumple un papel insustituible. Y el lobo siempre es viable socioeconómicamente si se tiene voluntad para ello y se toman las medidas profesionales que hay que tomar. Por tanto, la ganadería, como actividad económica de unos pocos, debería adaptarse, con los medios preventivos adecuados, a las condiciones del medio (en este caso, a la coexistencia con el lobo). No se puede decidir contra la existencia de una especie para favorecer la comodidad de un sector económico privado.

¿Es necesaria la caza para regular poblaciones de fauna salvaje?
Las especies que son "predadores tope" o "superpredadores" tienen un papel importantísimo para regular las poblaciones de las especies presa y de sus competidores, pero no sólo a través de eliminar los ejemplares menos válidos sino también a través de la influencia sobre la conducta de sus presas, algo que se ha conformado a lo largo de la filogenia y que es un papel que el cazador humano no puede cumplir. El cazador humano tampoco es capaz de determinar qué ejemplares son los menos válidos para la especie (enfermos, débiles...) excepto en casos evidentes.

Además, los grandes predadores, dado que no tienen especies que regulen sus poblaciones de forma natural, ya cuentan de por sí con mecanismos filogenéticos para autorregularse. Por tanto, las poblaciones de lobos nunca pueden llegar a "desmadrarse". Muchos cachorros mueren, los jóvenes se dispersan y la mayoría también acaba muriendo, su comportamiento territorial hace que no permitan la existencia de un número mayor de individuos del que ecológicamente el medio natural puede soportar... Tampoco  se "desmadran", en realidad, las especies presa cuando tienen predadores que las regulen. Por poner un ejemplo muy representativo de la Península Ibérica, los conejos, que cuentan con altas tasas de reproducción, tienen múltiples predadores terrestres y alados: todos los mustélidos, cánidos, félidos, herpéstidos, vivérridos, diferentes rapaces... Por lo que la caza por parte de humanos no es necesaria y, de hecho, resulta negativa para la especie en cuestión y para sus depredadores.
En el caso del lobo, por tanto, no sólo no necesitan de la mano humana para regular sus poblaciones, sino que la intervención humana lo que hace es reducir el número de ejemplares por debajo de lo que la especie necesita en el medio. A esto se debe sumar el hecho mencionado de que los cazadores humanos carecen de la capacidad de determinar qué ejemplares son los más válidos para la especie. Y, no olvidemos lo más grave: cada lobo muerto supone un paso más hacia el desastre genético de la población.

David Nieto Maceín


Referencia interesante:
"Signatures of demographic bottlenecks in European wolf populations". Natalia Sastre, Carles Vilà, María Salinas, Vladimir V. Bologov, Vicente Urios, Armand Sánchez, Olga Francino y Oscar Ramírez.  Conservation Genetics, 12 (2011): 701-712.

Frankham R, Ballou JD, Briscoe DA. 2009. Introduction to Conservation Genetics. ed. Cambridge University Press.

viernes, 22 de agosto de 2014

LOBOS Y ALCES VIDEOTRAMPEADOS EN SUECIA

Una cámara trampa colocada en Suecia captura un vídeo excepcional y sorprendente:


sábado, 5 de julio de 2014

UN LOBO QUE SALE DE UN CERCADO ELECTRIFICADO


Este vídeo fue fimado en Suecia el otro día con un móvil a las 8.30 de la mañana. Un lobo había entrado en una finca vallada supuestamente a prueba de lobos y había matado dos ovejas y cuatro corderos, además de herido a otros seis animales que fueron posteriormente sacrificados. No se sabe cómo entró en el cercado, que aunque es una red convencional de ovejas tiene un alambre electrificado arriba y otro abajo. Aunque es un sistema aprobado para rechazar predadores, queda demostrado que no es 100% eficaz si bien esto ha sido una excepción que no se había dado antes.
Sí se sabe cómo salió del recinto, pues fue filmado. En el vídeo se ve cómo, el lobo, intenta huir desesperadamente al ver a la persona que graba. Lo intenta por un punto de la valla y choca contra ella, posiblemente sufriendo calambrazo. Corre a lo largo de la valla y lo que hace es morder un alambre de la misma y tirar de él, abriendo un boquete por el que inmediatamente pasa de un salto, no sé si recibiendo calambrazo o no (por el movimiento que se le ve hacer). 




Parece que el cercado tiene diferentes corrales, por lo que creen que tuvo que entrar de la misma forma que salió porque, de lo contrario, tendría que haber pasado por varios corrales. En la zona hay dos grupos de lobos que habitualmente predan sobre ovejas que pastan solas y sin protección. 
Dejo otro vídeo, que ya publiqué en su día, sobre vallas más efectivas que estuvimos colocando en Suecia para proteger las ovejas del ataque de lobos, con la organización sueca para los predadores.