miércoles, 27 de abril de 2016

EL REY DE IMNAHA. EL PADRE DE LOS LOBOS DE OREGÓN


OR4 fototrampeado en 2013, ya grisáceo y mayor

El pasado 31 de marzo, el Departamento de Vida Salvaje y Pesca de Oregón (por cierto, qué curioso mezclar en el mismo Departamento la supuesta conservación con las actividades extractivas -pesca, caza, ganadería), asesinó a un lobo legendario conocido como OR4 (Oregón 4), el rey de Imnaha. El lobo más grande conocido en Oregón, con más de 50 kgs. En 2011 ya hubo una orden por parte del Departamento para abatirlo, si bien fue detenida gracias a los conservacionistas con otra orden judicial en el último minuto. Todo por la muerte de unas cuantas cabezas de ganado sin protección. 
Lo mataron a balazos hace unas semanas desde un helicóptero junto a su pareja actual, la loba OR39, "Limpy", probablemente preñada, y sus dos hijos subadultos que formaban la manada. Todo porque se determinó que habían matado 4 terneros y una oveja abandonados en un prado sin vigilancia. El asunto no puede ser más bochornoso. 
OR4 tras ser radiomarcado por segunda vez

EL REY DE IMNAHA. 

Ya mencioné a OR4 en un artículo sobre su hijo OR7. A comienzos de 2008, OR4, que era un joven dispersante, cruzó a nado el Snake River (Río Serpiente), de Idaho a Oregón, donde encontró a la loba B300, también dispersante de otra manada de Idaho que hizo parecido viaje. Pudiera ser que se conocieran de antes o incluso durante el viaje, aunque algunas evidencias apuntan a que se podrían haber conocido a su llegada a Oregón. No se sabe el origen de OR4, realmente, aunque se supone que proviene de Idaho. B300 procedía de un grupo misterioso y bastante desconocido, Timberline, que sufrió muchas bajas por disparos de furtivos. (Los Timberline supuestamente eran descendientes de la manada Wolf Fang (Colmillo de Lobo), cuya matriarca era B38, hija de B23 y B27, lobos reintroducidos en Idaho desde la Columbia Británica en 1996). B300 fue radiomarcada cuando pertenecía a su grupo materno, Timberline, en 2006. Se dispersó y se la vio con un lobo negro en diciembre... se ha especulado que podría ser ya OR4 y que pudo viajar con él. Pero en 2007 parece ser que se vio un misterioso lobo negro en Wallowa, mucho antes de la llegada de B300, que llegó a Oregón en enero de 2008. No fueron ellos los primeros lobos que llegaron a Oregón dispersados desde Idaho, pero todos los que llegaron antes fueron devueltos a Idaho en una caja o asesinados por disparo. 

En aquél viaje, OR4 y B300 tuvieron que subir y cruzar la cordillera de Seven Devil, con alturas de más de 2.400 mts, encontrar algún paso o cruzar a nado las turbulentas aguas del Snake River, recorrer el Cañón del Infierno -el más profundo de Norteamérica- hasta llegar a los lagos glaciares entre los densos bosques del condado de Wallowa en Oregón, donde se unieron o estaban unidos hasta el fin de los días de la loba. Se convirtieron en la primera pareja reproductora de Oregón en 60 años y fundaron una manada que se ha conocido como Imnaha de la cuál OR4 puede haberse alejado en el último año, ya con 10 años de edad. 
B300/OR2 fotografiada desde el aire en su viaje dispersivo en 2008

Enseguida tuvieron la primera camada de Oregón, de la que nació OR3. A B300 la vuelven a capturar y radiomarcar en Oregón y se la rebautiza como OR2. En este vídeo se vio y filmó al grupo y se les llamó como el río local que tenían que haber atravesado: Imnaha


A OR4 aún no se le había capturado así que la captura de su hijo OR3 dio la primera información genética de su padre. OR4 estuvo unido a B300/OR2 durante 5 años. OR4 es capturado por primera vez y radiomarcado en 2010 en una traumática persecución con helicóptero. En aquella época era un lobo negro, enorme, vigoroso, rápido y potente que corría por la nieve como una máquina perfecta y que fue capaz de grandes proezas. 

Se dispersó el hijo, OR3, y otros hijos... muchos de los cuales cayeron bajo las ardientes balas de unos y de otros aquí y allá. En este vídeo se ve a la loba OR2 con uno de los cachorros en 2011.



Poco después de ese vídeo, en mayo de 2011, el Estado de Oregón mató a dos hijos. A OR4 le capturan y le liberan. Se libra. La caída de una hija fue vista por el resto de la familia, entre los que estaba OR7, el lobo que se dispersó después y que se hizo famoso por su viaje épico. 
OR4 estuvo bajo amenaza de muerte ese otoño de nuevo pero libró. Fue capturado por cuarta vez para ser radiomarcado. El radiomarcaje es un arma de doble filo: aporta información valiosísima para la investigación pero también para que la Administración les tenga localizados para darles matarile en nombre de la industria ganadera. 
Radiomarcaje de OR4. Su pelaje ya pasó del negro al gris. 

La loba, B300/OR2, desapareció en 2013 y nunca más se supo de ella. Además, sus últimos hijos también desaparecieron. Se sospecha matanza furtiva. A pesar de ello, OR4 siguió liderando la manada Imnaha y acabó uniéndose a una loba coja conocida como OR39, "Limpy", que ha sido abatida con él. 

                                     
OR3, hijo de OR4 y B300/OR2... lobo misterioso que desapareció 
y que ha reaparecido recientemente en una zona lejana. 

Los descendientes de OR4 a lo largo de los años se han convertido en dispersantes épicos, como el mencionado OR3, que desapareció durante años, fue dado por muerto y que en octubre ha sido encontrado en las Montañas Cascadas, siendo un recolonizador de esta cordillera, o también el famosísimo OR7, que se hizo tan conocido por su larguísimo viaje de dispersión que le convirtió en el primer lobo que llegaba a California en 87 años y el primero del siglo, y su hermana no radiomarcada que posteriormente ha fundado el primer grupo reproductor en California (el grupo Shasta) tras casi un siglo sin lobos en el Estado. 
Muchos de los hijos dispersantes de OR4 han sido matados por furtivos, funcionarios en nombre de la ganadería, ganaderos, cazadores... pero sigue siendo la base genética de los lobos de Oregón. 

En 2015 había en Oregón 12 manadas de lobos y unos 110 individuos. Al Este había 3 grupos reproductores durante tres años consecutivos y pasaron a quitar al lobo de la lista de especies amenazas en noviembre. 
Realmente, la depredación de ganado por lobos ha ido disminuyendo en Oregón de forma directamente proporcional al aumento de lobos. 
OR4 HA MUERTO EN NOMBRE DE LA INDUSTRIA GANADERA. 



martes, 5 de abril de 2016

EL PASO DEL LOBO

Lobo filmado esta misma mañana en Alemania.
Al contrario de lo que pasaría en Suecia e incluso, últimamente, en España, en Alemania aparece este lobo atravesando una zona humanizada de paso a otro lugar... se le filma... sin histeria, sin noticias en los periódicos sobre el fin del mundo provocado por la invasión de lobos, sin caza "protectiva" o controles de lobos para evitar que el lobo feroz extermine a toda vida que se interponga en su camino... 
Se le admira y se reconoce, con cultura, con conocimiento, que se tiene el enorme privilegio de estar observando a la joya más maravillosa de la naturaleza más salvaje.
video

lunes, 4 de abril de 2016

EL LOBO EN EL CONGRESO. OTRO DÍA HISTÓRICO.


Esta mañana Juantxo López Uralde, de EQUO-Podemos (partido que se ha propuesto escuchar a la ciudadanía y presentar la iniciativa), Luis Miguel Domínguez, de LOBO MARLEY, Theo Obenhubert, de Ecologistas en Acción y Juan Carlos del Olmo, de ADENA/WWF, presentaban por primera vez en el Congreso de España una Proposición No de Ley para la protección del lobo en España. Ahora pasará a la Comisión de M.Ambiente, en cuyo pleno se decidirá. Os la dejo aquí y debajo os resumo lo ocurrido. 



López Uralde habla de que representan el deseo de miles de las miles de personas que nos manifestamos el día 13/marzo en Madrid. Recordaba que ayer mismo la Ministra de M.Ambiente, I.Tejerina, hablaba de la intención de pedir la eliminación de la protección del lobo en contra de lo que la mayoría de la ciudadanía quiere. 
El lobo debe ser un símbolo de la protección de la naturaleza, la coexistencia con la ganadería es perfectamente posible con medidas preventivas que se aplican en muchísimos lugares. 
Luis Miguel Domínguez recuerda que el lobo está en un limbo legislativo, con menos protección que una salamanquesa o una lagartija, siendo especie cinegética en unas regiones y un despojo en otras, soportando una apología a su extinción por parte de determinados sectores en redes sociales. 
Recuerda Luis Miguel Domínguez que no se pretende estar contra nadie y sí a favor de todos, especialmente con el mundo rural y la ganadería sostenible, coherente y bien realizada. Se pide al Gobierno que se tome en serio la protección del patrimonio natural de todos los españoles, que es lo acuciante, lo más importante. El debate permitirá que los diferentes partidos se retraten al respecto. 
Theo Obenhubert dice que no hay ninguna razón para esta persecución sistemática y sí muchas, científicas y técnicas, para su protección.
Juan Carlos del Olmo apunta que cada lobo matado es un fracaso de la política de conservación y para toda la sociedad, y que hay que aprender a convivir y aceptar las dificultades de ello como muchos otros aspectos de nuestra vida. Dice que esta Proposición tiene 4 ejes: 
       - Exigir la protección legal, no sólo al sur del Duero donde está estrictamente protegido sino también al norte, en toda España. 
      - Exigir que la gestión de una especie tan importante se base en rigor científico y no en negociaciones políticas a puerta cerrada con determinados sectores ganaderos, que haya un censo científico y no lo que se acaba de terminar ahora, que es sólo la suma de diferentes conteos en diferentes lugares y con diferente y dudosa metodología. 
          -Exigir transparencia, queremos saber cuántos lobos son matados. Las cifras que se manejan están entre 500 lobos ilegalmente y otros 200 legalmente o más. Sólo Castilla y León tiene un cupo de matanza de 145 lobos para esta temporada. Un total de 700-800 lobos matados legal o ilegalmente, lo que es una barbaridad y no hay transparencia ni información sobre lo que está ocurriendo. 
            - Y es una propuesta por la coexistencia que no está contra nadie. Un país con más kilómetros de autovía de toda la UE y más puertos y aeropuertos que ningún otro país, tiene que poder poner medidas para la coexistencia en algo como esto. 


Tras las preguntas, las respuestas han apuntado lo siguiente: 
Theo ha explicado que la Junta de Castilla y León realizó un lobby político para conseguir que el Ministerio permitiese la caza del lobo también al sur del Duero. El ministro Cañete fue a Bruselas a pedir el cambio de Ley para permitir la caza del lobo al sur del Duero y allí le dijeron que carecía de justificación científica y técnica para ello, por lo que se le denegó la petición. Ahora la Junta realiza una estimación de la población de lobos basada en motivaciones políticas. Tejerina, la nueva ministra, buscó apoyo en Francia para intentar de nuevo modificar la Directiva de Hábitats europea contra el lobo. 
JC del Olmo explica que el lobo está incluido en el Anexo II de la Directiva, como especie estrictamente protegida en toda Europa excepto al norte del río Duero en España, y en Grecia. El gobierno ha intentado que saliera de ese Anexo II al sur del Duero y que pasara a ser cinegético por presiones exclusivamente de determinados sectores ganaderos de Ávila y Salamanca. Pero al sur del Duero también está Extremadura y Andalucía, media España donde la especie está extinguida, y Madrid, donde está recolonizando recientemente con dos grupos escasos. Es una auténtica temeridad pretender esto para intentar salvarse políticamente en Salamanca y Ávila. Lo que hay que exigir son planes de recuperación del lobo para las Comunidades Autónomas. 
Dice que el último censo de 2005 hablaba de 250 grupos de lobos y los resultados recientes de marzo apuntaban a 270 y algo, pero que esa estimación es inaceptable porque se ha realizado con metodología muy variada, cada Comunidad Autónoma ha aportado lo que ha considerado sin más verificación, y se habla de grupos pero desconocemos la salud de los grupos. Es decir, no hay información científica fidedigna.
Luis Miguel Domínguez apunta tres anécdotas. La primera, que el lobo afecta al 0,7% de la cabaña ganadera en zona lobera y que cualquier cosa que no llegue al 1% que se debata en el Congreso no es nada sino una simple anécdota, y que no puede comprometerse un derecho ciudadano, la protección de una especie que es una joya en peligro de extinción, por una simple anécdota.
Otra es que el primer viaje internacional de Cañete como Ministro fue para pedir en Bruselas matar lobos al sur del Duero, y que el primer viaje de Tejerina fue para lo mismo, por lo que el lobo está ubicado en territorios que no tienen nada que ver con el rigor científico. 
Si afecta al 0,7% de la cabaña ganadera de las zonas de lobo, será que ha dejado de ser protagonista de este cuento un sector que lo fue siglos atrás. Por tanto, lo lógico que es se proteja al lobo por ley y se atienda adecuadamente, sin mimar pero con cariño y sobre todo perspectiva de futuro a ese sector que lo está necesitando y que se verá beneficiado por la protección del lobo. 
J.López Uralde dice que el objetivo de la Proposición es impulsar un cambio conceptual, el lobo como recurso a poner en valor. Para ello, se pide una estrategia nacional de conservación, impulsar una mesa sectorial para establecer la eficacia de las medidas compensatorias por daños pero sobre todo ayudas permanentes a las explotaciones que apuestan adecuadamente por la coexistencia con el lobo mediante medidas preventivas. Es decir, beneficios directos por la coexistencia y un sello "marca lobo" que aporte un valor añadido en base a criterios de respeto y tolerancia. 
Habla de que el cambio ya se ha producido en la mayoría de la sociedad. Con el aluvión de problemas que tenemos, que tanta gente se movilice por el lobo es muy significativo y espera que el resto de partidos políticos se sume a ese cambio que se ha producido ya en la ciudadanía. 
Al respecto, Theo Obenhubert cuenta que la coexistencia existe, que hay muchos ganaderos que usan mastines como método de prevención eficaz y que la idea de que todos los ganaderos en zonas de lobo tienen daños es, por tanto, falsa. Nos enfocamos en el lobo porque es una especie olvidada por las administraciones y normativas ambientales y las administraciones usan argumentos falsos dejando a la especie a manos de ciertas entidades y OPAs del sector agrario. Es decir, no hay un problema de coexistencia con el lobo sino de falta de gestión de las administraciones.  
Concluye Luis Miguel Domínguez hablando sobre la noticia de 963 ataques anuales en Galicia o Asturias, lo que significa tres ataques diarios, lo que es totalmente imposible. "El lobo no es omnipresente ni omnipotente. Lo importante no es el censo sino para qué. ¿Para hacer control poblacional excusándose con los datos?. No es un asunto numérico sino de calidad. La variabilidad y viabilidad genética del lobo hace que el número de lobos que pueden salvar la especie quepa en esta sala. Es como lo del necio: confundir valor y precio. Estamos hablando de la calidad de una especie y esos censos han de estar consensuados, ser independientes y cuyo origen no sea ver si vamos a hacer control poblacional. Demandamos protección de una especie en peligro de extinción".